Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria autoriza el uso del móvil en el avión

Mañana todavía no, pero en los próximos meses el silencio desaparecerá de los vuelos en avión. El Ministerio de Industria aprobó ayer la normativa que permite a los abonados usar su teléfono móvil en pleno vuelo, adaptación de una directiva de la Unión Europea.

La posibilidad de hacer llamadas y enviar mensajes en el aire no será inmediata. Lo que hace la orden ministerial es fijar el marco que regula los aspectos técnicos y las condiciones de los servicios de comunicaciones móviles a bordo de aeronaves en vuelo, identificado por las siglas MCA (Mobile Communication on Aircraft, en inglés).

Este servicio estará disponible a bordo de aeronaves cuando vuelen a más de 3.000 metros de altura y ofrece prestaciones similares a los de telefonía móvil de segunda generación (GSM), es decir, no permite el acceso a Internet ni el envío de mensajes multimedia (MMS).

Antes de que el viajero pueda hablar con su móvil en pleno vuelo, los operadores de servicios MCA, como las empresas Onair y Air Mobile, deben llegar a acuerdos con las aerolíneas y, luego, firmar convenios con las operadoras de telefonía móvil tradicionales, como Movistar, Vodafone y Orange. Un portavoz de Vodafone aseguró que ya disponen de un acuerdo con una de estas compañías.

Tarifas de llamadas

La previsión de tarifas que maneja Vodafone cuando una aerolínea esté equipada para ofrecer el servicio van desde los 2,36 euros, con IVA, para el establecimiento de llamada, a los 4,72 euros (con IVA) por minuto de llamada. El envío de mensajes costará 1,77 euros (con IVA). Las tarifas se establecen atendiendo a que la conexión se establece vía satélite.

En concreto, en los aviones se necesita instalar una antena que conecte la señal de los móviles del avión con el satélite y el sistema Network Control Unit (NCU, por sus siglas inglesas), que determina la banda de frecuencias y los niveles de potencia que debe emplear el móvil para no interferir con los aparatos del avión.

"Cuando los móviles embarcados detectan la NCU, transmiten a una potencia y frecuencia adecuadas. Si no lo detectaran, los móviles emitirían con toda su potencia y sería muy peligroso para el avión", explicaron fuentes de Telefónica. La compañía no suministró previsiones de tarifas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de julio de 2010