Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SUDÁFRICA 2010 | España, en la cima del mundo

"Este grupo no solo piensa en ganar"

Del Bosque resalta los "valores" de los jugadores mientras Iniesta y Ramos se acuerdan de los fallecidos Jarque y Antonio Puerta

Iker Casillas empezó a llorar con el gol de Iniesta en el minuto 116 y no paró hasta que el árbitro pitó el final. Víctor Valdés se fue como un cohete a buscarle. Le abrazó y le abrazó mientras el resto de sus compañeros empezó a dar saltos en el centro del campo. Se fue el capitán a buscar a Vicente Del Bosque. El seleccionador intentó escaparse del manteo sin conseguirlo. Claro que al rescate de Casillas tuvieron que correr Marchena y Llorente. El seleccionador se dejó. Luego se abrochó y desabrochó los botones de su abrigo una y otra vez y se fue abrazando uno por uno a sus jugadores. El partido había sido de lo más tenso y el técnico liberó entonces toda la emoción del momento.

Todos se pusieron una camiseta roja encima de la azul con la que disputaron el partido. Querían levantar el trofeo vestidos de rojo. A Iker le dieron instrucciones sobre dónde subir las escaleras para recibir la Copa del Mundo, la primera para España. Iniesta se acordó de Dani Jarque, el jugador del Espanyol fallecido el pasado verano. Su camiseta llevaba dedicatoria: "Dani Jarque siempre con nosotros". Sergio Ramos, de nuevo, como ya hizo en la Eurocopa, se acordó de su amigo Antonio Puerta.

En las gradas, Pau Gasol, bandera de España en la mano, aplaudía, incrédulo, casi de forma mecánica. El pívot de los Lakers acudió como uno de los grandes representantes del fútbol español, junto al tenista Rafa Nadal. "Sé cómo lo deben de estar pasando en España porque estuve en semifinales en mi pueblo y estaba toda la gente en la calle. Esto hay que celebrarlo un año entero porque es algo muy grande", dijo Nadal. La familia Real española se abrazaba en el palco, también emocionados.

Y Vicente del Bosque, emocionado, tenso, con la cara casi desencajada, humilde como siempre se acordó de todos los 23 jugadores que han formado parte de le expedición. "Estamos orgullosos de todos, de los que han estado del banquillo y de los que han jugado. Hemos trabajado durante 50 días sin ningún problema", comentó el técnico que, después de la entrega de la Copa se acercó a su inseparable segundo entrenador, Toni Grande, y empezó a mirar arriba, a los fuegos artificiales que empezaron a iluminar el cielo de Johanesburgo. "Este grupo no solo ha pensado en ganar, que es lo importante, sino en otros valores".

"Hemos pasado por momentos difíciles durante el torneo, y me acuerdo de muchas personas especiales ahora, pero prefiero no mencionarlas", contestó Del Bosque cuando le preguntaron si era el momento más feliz de su vida. Y sobre el partido el entrenador salmantino comentó: "En el primer tiempo hemos tenido el mando, y en el segundo un error de Robben y un paradón de Casillas han evitado males mayores".

"Ha sido un trabajo increíble. No nos damos ni cuenta de la que hemos liado", añadió Iniesta, el héroe del partido con su gol.

Las prórrogas

- Inglaterra 66: Inglaterra, 4; Alemania del Oeste, 2 (2-2 al final de los 90 minutos).

- Argentina 78: Argentina, 3; Holanda, 1 (1-1).

- EE UU 94: Brasil, 0; Italia, 0 (3-2 para Brasil en los penaltis).

- Alemania 06: Italia, 1: Francia, 1 (gana Italia 5-3

en penaltis).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de julio de 2010

Más información