Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un "no baño" reivindicativo

Xúquer Viu y otras entidades escenifican en el Albaida la necesidad de "ríos limpios y vivos"

Lo suyo habría sido una inmersión colectiva en las aguas del Albaida, a su paso por el Puente de las Salinas de Manuel (La Ribera Alta), en el día europeo del baño en los ríos, conmemorado ayer por entidades como Xúquer Viu, la Coordinadora del Río Albaida, La Ribera en Bici o el propio Ayuntamiento anfitrión. Pero la sospechosa apariencia externa de las aguas de este afluente del Júcar, castigado por las industrias de La Vall d'Albaida, y también de La Costera, a través del Cáñoles, y por aguas residuales no siempre bien depuradas, no hace prudente el chapuzón. Varias decenas de personas se atrevieron a remojar las piernas y a escenificar, a través de pancartas y de un manifiesto, la reclamación de unos ríos de la cuenca del Júcar "limpios y vivos", aptos para la ciudadanía y no sólo para usos económicos.

En el trasfondo, la Directiva Marco del Agua, que pretende conseguir un buen estado ecológico de ríos y zonas húmedas en 2015. Los asistentes, fundamentalmente los de mayor edad, recordaban que no hace tanto tiempo el Albaida era un río apto para el baño. En el manifiesto, leído por el portavoz de Xúquer Viu, Paco Sanz, se recordaba que el Albaida "es un río olvidado" para el que ni tan solo "se propone fijar un régimen de caudales ecológicos". Ayer, por el desembalse en Bellús, el río presentaba un caudal apreciable, pero el escrito recordaba que "frecuentemente se queda seco en verano". Los asistentes reivindicaron la recuperación del bosque de ribera, "el uso como ciudadanos de este patrimonio natural" y el desbloqueo del plan de cuenca del Júcar.

Tras la lectura, los participantes se dirigieron al azud de Antella para, ahora sí, poder tomar el baño. Dicho azud es una de las pocas zonas aptas. Josep Botella, secretario de la Unió de Llauradors, y los alcaldes de Villanueva de Castellón, Alfred Gregori, y de Manuel, José Cambra, apoyaron el acto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de julio de 2010