Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parque fluvial del Turia se convierte en un gran corredor verde metropolitano

El Parque Fluvial del Turia hubiera abierto ayer oficialmente sus puertas si las tuviera. Este corredor verde ha devuelto el uso y disfrute del río y sus riberas a millón y medio de potenciales visitantes, todos ellos residentes del área metropolitana de Valencia. Las obras de acondicionamiento de este corredor verde de casi 30 kilómetros, que discurre por las localidades de Vilamarxant, Benaguasil, Riba-roja, L'Eliana, Paterna, Manises, Quart de Poblet y Mislata, donde enlaza con el Parque de Cabecera, en Valencia, las inauguraron ayer la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, y el consejero valenciano Juan Cotino.

En el proceso de restauración de los márgenes del Túria se han invertido 18, 2 millones de euros, de los que 15,8 proceden del ministerio y de los fondos europeos Feder y el resto, 2,4 millones de euros, de la Generalitat. Este parque es para el área metropolitana lo que en su día fue el antiguo cauce verde para Valencia. El parque puede recorrerse a través de una pasarela a pie o en bicicleta.

La actuación arrancó con un presupuesto de ocho millones de euros, pero en realidad se han gastado más de 18 por lo ambicioso de la intervención. Juan José Moragues, presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, responsable de las obras, explicó que se han acondicionado y limpiado 20 kilómetros de márgenes del río, se ha revegetado toda la ribera y restaurado 120 hectáreas forestales. Por último, 20 pasarelas permiten franquear el río, se han rehabilitado varios molinos y creado cotos de pesca y un Centro de Interpretación de la Naturaleza en Quart.

"Este es un nuevo ejemplo del interés del Gobierno español por colaborar e invertir en la Comunidad Valenciana", dijo Espinosa, que anunció otros 12 millones para el Palancia y el río Tarafe, en Aspe. Espinosa explicó además que las declaraciones del Alto Turia y de las Hoces del Cabriel como reservas de la biosfera van por buen camino.

María Jesús Ureña, secretaria autonómica de Medio Ambiente, -que ocupó el puesto de Cotino, tras ausentarse este- apostó por la "coordinación institucional" para mantener el proyecto. Carmen Martínez, alcaldesa de Quart, pidió a todas las administraciones implicadas que contribuyan a mantener el parque. Con las competencias transferidas, la Generalitat tiene ahora la pelota en su tejado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de julio de 2010