Gwyneth Paltrow confiesa que padece osteopenia

La actriz presenta unos niveles "bajísimos" de vitamina D

Los fans que siguen la singladura privada de Gwyneth Paltrow con tanto interés como el que suscita su filmografía han sido los primeros en enterarse de que la actriz está en las primeras fases de la osteopenia, una condición que puede ser precursora de la osteoporosis. Así lo confirma la artista estadounidense, de 37 años, en su propio blog, que generalmente consagra a difundir sus recetas de cocina macrobiótica y a relatar el estricto programa de ejercicio físico que sigue para ponerse en forma antes de sus citas cinematográficas.

El diario internauta de Paltrow fascina a la prensa del Reino Unido -país donde tiene su residencia-, que suele dar cuenta de lo allí relatado, ya se trate del populista The Sun o del más circunspecto The Daily Telegraph. A raíz de los análisis que le fueron practicados tras una fractura en la pierna, "los médicos detectaron unos niveles de vitamina D que resultaron ser los más bajos que habían visto en su vida (eso no es bueno)", escribe la actriz oscarizada por la película Shakespeare enamorado. La afectada se declara sorprendida de que se le haya recetado "pasar algo de tiempo bajo el sol", en contradicción con anteriores consejos de mantenerse alejada "de los rayos peligrosos", y no da signos de reconsiderar su conocida oposición al consumo de productos lácteos, aunque le haya sido diagnosticada una disminución en la densidad ósea.

La artista se sorprende de que le hayan recetado "estar bajo el sol"
Más información
Gwyneth Paltrow da el salto a la música 'country'

Casada con el líder de la banda Coldplay, Chris Martin, e instalada en el barrio londinense de Belsize Square (al norte de la capital) con los dos hijos de ambos, la actriz ha venido ejerciendo con su blog el papel de gurú de un cierto estilo de vida, considerado muy pijo o cuanto menos impracticable para la media del público británico.

Su régimen alimenticio antes de embarcarse en el rodaje de la secuela de Iron Man, donde interpreta el papel de la mano derecha del héroe, Pepper Potts, consistió, por ejemplo, en nutrirse de barras proteínicas, zumos vegetales y platos muy escasos en calorías. Es el precio, según se desprende de sus propias confesiones, que hay que pagar para lucir espléndida en los estrenos de la alfombra roja. Aunque en honor de la Paltrow -también rostro publicitario de más de una marca de lujo- debe reseñarse su admisión de que conservar el palmito le requiere un enorme esfuerzo. En otras palabras, que ella también es humana.

La actriz Gwyneth Paltrow.
La actriz Gwyneth Paltrow.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS