Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

Arguiñano rompe con Telecinco

El cocinero vasco negocia su desembarco en Antena 3

Después de seis años, Karlos Arguiñano se desliga de Telecinco. La cadena privada anunció ayer que las negociaciones para renovar el contrato con Bainet, productora de Karlos Arguiñano en tu cocina, Bricomanía y Decogarden "se han cerrado sin acuerdo". Hasta el último momento, Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, presionó para retener tres de los escasos formatos que huyen del reality y el cotilleo. No fue posible y todo apunta a que el cocinero vasco desembarcará en Antena 3 el próximo curso.

La emisora de Mediaset justifica la decisión de acabar con el chef vasco "a la pérdida, a lo largo de los últimos cinco años, de 10 puntos, una cifra muy superior a la bajada natural de audiencia registrada por Telecinco con motivo del nacimiento de la TDT", apunta la nota. Y aunque "lamenta" no poder seguir colaborando con Arguiñano, subraya que "pese a la caída de audiencia, las pretensiones económicas de la productora eran demasiado altas para los criterios de rentabilidad". Según Telecinco, en lo que va de año, el cocinero solo ha reunido ante sus fogones a 1.805.000 fieles (18,4% de cuota). Sin embargo, el acumulado de la cadena en el mismo periodo de tiempo es del 14,8%, 3,6 puntos menos que el registro obtenido por Arguiñano.

Se estima en 6,5 millones de euros al año lo que Telecinco estaría pagando por todo el paquete, incluyendo Frontón, programa de pelota vasca que Telecinco ofrecía en desconexión para el País Vasco y Navarra y que dejó de emitir en abril "por problemas técnicos", según fuentes de la productora. Bainet no quiso comentar el comunicado, pero un portavoz señaló que se cumplirán "escrupulosamente" los contratos. El de Arguiñano concluirá el 31 de julio, mientras que los de Bricomanía y Decogarden se prolongarán hasta el 31 de diciembre. Asimismo precisó que "hace dos semanas que estos dos espacios han desaparecido de la parrilla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 2010