Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelos privados a precios de crisis

Las rutas convencionales las cubren aerolíneas convencionales, pero si un industrial alicantino necesita volar a Remada, en el Sur de Túnez, acompañado de dos técnicos para una reunión de negocios que se puede resolver en tres horas, tal vez necesite un taxi aéreo. "Si hacen bien los números sumarán los vuelos entre Alicante y París, París y Remada, una o dos noches de hotel, el tiempo de viaje, las horas perdidas, el cansancio arrastrándose por los aeropuertos". Ignacio López Roselló, presidente de Jet Ready, presentó ayer en el aeropuerto de Manises la oferta alternativa, el alquiler del avión a reacción más ligero del mercado, un aparato de cuatro plazas con tres horas de autonomía de vuelo a una velocidad de más de 600 kilómetros por hora y capaz de volar muy por encima de los 30.000 pies (9.000 metros), la altura habitual de las rutas comerciales convencionales. El aparato se alquila a un precio de 1.800 euros por hora de vuelo.

José María Espinosa, director general de Jet Ready, explicó que la oferta mínima de las compañías de vuelos privados supera los 2.100 euros en aparatos turbohélice y se dispara en cualquier avión a reacción.

Jet Ready opera desde el 7 de junio, tiene dos aviones Eclipse 500 con base en Manises, en Valencia. Espera un tercer aparato para abrir otra base en Madrid a mediados de julio. A mediados de agosto dispondrá de otra base en Barcelona. El aparato es capaz de despegar en cualquier pista nivelada de 950 metros de longitud, de modo que puede tomar tierra en cualquier aeroclub en la circunferencia que define el radio entre Valencia y Berlín.

Ignacio García Hernández, consejero delegado de Jet Ready, recordó que la empresa se presentó en enero de 2007. Los problemas financieros del fabricante del Eclipse 500 y la adaptación de los aparatos a las exigencias de seguridad de la Unión Europea han retrasado tres años y medio el arranque de las operaciones. Pero el pulmón financiero de la empresa, inversores valencianos y aragoneses, ha aguantado el tirón. Jet Ready dispone de 4,5 millones de euros de recursos propios, ha invertido 5,5 millones, aspira a facturar 2,4 millones de euros al año y espera lograr sus primeros beneficios en 2012. "No ofrecemos lujo, pero cubrimos una necesidad", dicen sus promotores, "acercamos la aviación privada a la pequeña empresa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 2010