Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUDÁFRICA 2010 | Portugal-Corea del Norte

"Mi gol fue muy divertido", dice Cristiano

No fue el mejor partido de Cristiano Ronaldo. Pero sí que le resultó redentor. El delantero marcó un gol y rompió una racha de 16 meses sin perforar la portería rival con la casaca lusa. Su última diana con Portugal databa de febrero de 2009, cuando marcó de penalti frente a Finlandia. A partir de ahí, el desierto. Toda una fase de clasificación sin ver puerta, sin recibir los elogios de un país que le discutía su rendimiento por más que fuera elegido el mejor del mundo un año y el segundo, por detrás de Messi, al siguiente. Ante Corea del Norte se resarció.

Una pelota dividida con el portero le bastó. Puso un pie, el cuero se elevó y lo perdió de vista. Cuando lo empaló a gol, ya le había tocado la chepa y la cabeza para reposar en su bota derecha.

"Mi gol fue divertido. Estoy muy feliz", convino Cristiano, escogido el mejor del encuentro por la FIFA, pero no por el resto del planeta. "Hay tres o cuatro jugadores que merecían más el premio. En especial, Tiago", admitió, generoso, liberado. "Más que mis goles, lo importante es la victoria. Sabíamos que este partido era decisivo y dimos la respuesta adecuada", respondió Tiago. Lo mismo opinó Cristiano: "Hay que felicitar a todos porque marcar siete goles en un Mundial no es fácil".

Así lo explican las estadísticas. La paliza de Portugal tiene tintes históricos. El 7-0 solo se había registrado cuatro veces y la última fue hace 36 años, cuando Polonia venció a Haití. No muy lejos, por otra parte, de las dos mayores goleadas, firmadas por Yugoslavia ante Zaire (9-0) en Alemania 1974 y por Hungría frente a El Salvador (10-1), en España 1982.

Portugal ya aguarda a Brasil para discutirle el primer puesto del grupo. "Estamos muy motivados", aseguró Simão. "Eso es porque con Corea del Norte hemos realizado un gran partido", intervino el seleccionador, Carlos Queiroz; "necesitábamos un momento como este". Y remató: "Todavía no hemos ganado nada". Cristiano, sí: la liberación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de junio de 2010