Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV pide que se revise el plan eólico tras la sentencia

Signes solicita la comparecencia del consejero de Infraestructuras

Los socialistas son partidarios de revisar a fondo el plan eólico valenciano para agilizar su desarrollo, que consideran necesario, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que ha anulado el plan especial de la zona eólica número 6, en el Alto Palancia, donde se ha fragmentado en seis lo que ha de considerarse un solo parque sobre el que, además, la Generalitat carece de competencias.

La sentencia, que respondía a un recurso de Acció Ecologista-Agró, "deja en el aire todo el Plan Eólico", advirtió ayer el diputado socialista en las Cortes Valencianas y portavoz de Infraestructuras, Francesc Signes, "ya que en estos momentos existen recursos similares sobre la totalidad de las 15 zonas eólicas, que también han fragmentado los parques, para que las empresas que los gestionan puedan cobrar las primas del regimen especial de producción de energías renovables".

Signes ha solicitado la comparecencia del consejero de Infraestructuras, Mario Flores, para que explique las consecuencias de la sentencia sobre el plan eólico. Un plan cuyos parques correspondería regular y autorizar a la Administración central, dado que superan los 50 megavatios que permiten su autorización por la Generalitat.

"Este no es el único elemento de judicialización de sufre el Plan Eólico Valenciano", señaló Signes, "ya que en estos momentos también se instruyen causas por presuntos delitos de prevaricación, contra la avifauna, además de por invasión de zonas Zepa, zonas Lic y afecciones al patrimonio histórico-artístico". Signes, que señaló que sólo se han completado tres de las 15 zonas del plan, recordó que, además de la zona 6, afectada por la sentencia, la empresa familiar del vicepresidente del Consell Juan Cotino, está entre las adjudicatarias de la zona 5, también en Castellón, y de la zona 11 en Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2010