Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Megasa ingresa 282 millones en pleno ERE para 175 obreros

La siderúrgica de Narón vende su 6% en el grupo portugués Cimpor

La familia Freire, propietarios de Metalúrgica Galicia (Megasa), ha firmado una de las mayores operaciones empresariales del año con la venta del 6,46% que controlaba en el capital de la multinacional portuguesa Cimpor, presente en Galicia a través de Corporación Noroeste y Cementos Cosmos. El importe de la venta rebasa los 282 millones de euros, al haber pactado un precio de 6,5 euros por cada uno de los 43,4 millones de títulos que controlaban en el accionariado del grupo luso.

Los dueños de Megasa, envuelta actualmente en un expediente de regulación de empleo para gran parte de su plantilla de Narón, ha aprovechado una lucha accionarial en el seno de Cimpor para vender sus acciones al grupo brasileño Camargo Correa. José Enrique Freire, presidente de Megasa, y Vicente Arias, ex vicepresidente del Banco Pastor, eran los dos consejeros de la compañía gallega en el máximo órgano de administración de Cimpor. Con la venta, ambos ejecutivos salen del consejo, según ha comunicado la cementera a la autoridad bursátil portuguesa.

Los 282 millones que ingresan los Freire por el paquete de Cimpor alivian de forma inmediata las cuentas del grupo gallego. El importe del contrato de compraventa entre Megasa y Camargo Correa es superior al dinero que abonará el fondo británico de capital riesgo CVC para hacerse con el 35% de R, por el que pagará 236 millones cuando se consume la opción de compra, adquirida por 18 millones, sobre la compañía de telecomunicaciones. La salida de Cimpor también supera las plusvalías (beneficio descontando la inversión inicial) que logró Caixa Galicia con la venta del 4,5% de la petrolera portugesa Galp, que ascendieron a 156,8 millones.

El grupo brasileño Camargo Correa, según figura en la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios de Lisboa, controla ahora el 28,6% de Cimpor, al sumar la participación vendida por los Freire a la adquirida a la compañía constructora portuguesa Teixeira Duarte, que ya controlaba un 22,1% de la cementera. En la operación de venta participaron, según consta en la autoridad bursátil lusa, hasta cuatro sociedades de los Freire: Atlansider, Bipadosa, Metalúrgica Galaica y LAF98.

En el verano de 2008 la siderúrgica gallega, que siempre actúa con discreción y apenas divulga sus actividades, se había convertido en el cuarto accionista del grupo cementero luso. La operación de compra de títulos del gigante portugués se había llevado a cabo en varias fases a través de firmas patrimoniales de la familia Freire, entre ellas sociedades holding como Bipadosa y filiales portuguesas como Atlansider, las que ahora venden.

Desde enero, Megasa está inmersa en un Expediente de Regulación de Empleo temporal para uno 175 trabajadores, de los más de 200 que componen la plantilla de la siderúrgica. La Consellería de Traballo explica que el ERE fue autorizado el 24 de febrero, meses antes de la operación de venta de Cimpor, por causas "organizativas y de producción". Desde el comité de empresa, el presidente, César Fraga, añade que desde su aprobación se ha activado sólo en el mes de marzo: "Ahora estamos a expensas de lo que pase en los próximos meses, ya que una comisión de seguimiento analiza mes a mes las expectativas del mercado y los ajustes de producción". Los trabajadores de Megasa, según recuerda Fraga, llegaron a estar algo más de dos años de movilizaciones, "aproximadamente con 75 jornadas de huelga hasta que finalmente se activó el expediente".

La dirección de Megasa justificó en su momento el ERE por causas técnicas, productivas y organizativas, pero no económicas. La medida se derivó, en gran parte, de la bajada de actividad del sector de la construcción, lo que provocó que en la planta de Narón se llegaran a acumular más de 103.000 toneladas de material a la espera de ser vendido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 2010