Valmor renuncia a los beneficios de la Fórmula 1 tras dos años de pérdidas

El vicepresidente segundo de la Generalitat y consejero de Economía y Hacienda, Gerardo Camps, rizó ayer el rizo y anunció, ante una comisión de las Cortes valencianas, que la empresa privada Valmor Sports, que gestiona el Gran Premio de automovilismo en Valencia, "renuncia a cualquier beneficio que pueda tener del evento". Se da la circunstancia de que la prueba registró pérdidas en sus dos primeras ediciones y este año, en el que se adelanta su celebración al próximo 27 de junio, ha vendido 40.000 de las 79.000 localidades a las que se ha reducido el aforo de espectadores. Según el titular de Economía, "no hay beneficio para nadie, sólo para los valencianos en renta y en ocupación".

En una comparecencia que había solicitado el grupo Compromís, su portavoz, Enric Morera, insistió en que la oposición debe tener acceso al contrato con Formula One Administration, la empresa de Bernie Ecclestone radicada en el paraíso fiscal de la Isla de Jersey, a la que paga la Generalitat el canon de 18 millones anuales por cuenta de Valmor. La diputada socialista Maisa Lloret, por su parte, preguntó si la Generalitat ha asumido gastos de la gestión deportiva, el montaje y el desmontaje del Gran Premio, dado que Camps había asegurado que, más allá de una campaña de divulgación, el Consell sólo había asumido los 85 millones del coste de la construcción del circuito urbano y los 90 millones del canon.

Gerardo Camps calificó de "inversión más que productiva" la prueba, por su impacto mediático y emplazó a la oposición a definirse sobre el dilema de "fórmula 1 sí o no". Lloret le respondió que "fórmula 1 sí, pero despilfarro de recursos públicos no". La diputada le recriminó que, contrariamente a lo que había afirmado, la empresa pública Circuito del Motor y Promoción Deportiva asumió gastos de montaje y organización tanto en 2009 como este año.Lloret añadió que es difícil dar credibilidad a sus explicaciones y se preguntó si el interés que el Consell tiene en la fórmula 1 se debe al hecho de que Vicente Cotino, sobrino del vicepresidente tercero de la Generalitat, Juan Cotino, es socio de Worldwide Circuit Management, una de las empresas que participan en Valmor. Fue entonces cuando Gerardo Camps aseguró que Circuito del Motor y Promoción Deportiva, empresa 100% de la Generalitat que gestiona el Circuito de Cheste, se hace cargo de las señales, los altavoces o las pantallas del Gran Premio porque se trata de profesionales mejores que los del Circuito catalán de Montmeló en la dirección deportiva de las carreras y añadió que "Circuito del Motor adelanta los pagos que le son reembolsados por Valmor". Tras revelar esa relación contractual hasta ahora desconocida, el titular de Economía añadió que Valmor renuncia a tener "ni un euro de beneficio", algo que también resulta insólito.

La intervención de Gerardo Camps suscitó un enfrentamiento con la diputada socialista Cristina Moreno, que al impugnar un intento de réplica del portavoz popular José Marí Olano, dijo que al consejero lo habían "pillado mintiendo". El vicepresidente económico consideró "grave" que utilizara esa expresión con tanta ligereza y le exigió que la retirara. Moreno respondió que no podía retirar lo que había dicho porque había quedado claro que había mentido, durante la comparecencia, en la que había asegurado que la participación pública en la prueba de automovilismo se ceñía a la construcción del circuito urbano, el pago del canon y una campaña de difusión, y también "por escrito" en una respuesta al ex diputado José Camarasa, en la que aseguró que "no existía contrato alguno" entre la Generalitat o cualquiera de sus empresas y Valmor. Gerardo Camps alegó que esa respuesta era anterior a que Circuito del Motor y Valmor establecieran su colaboración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de junio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50