Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mònica Oltra expone al TSJ que defendió a los vecinos de El Cabanyal ante un expolio

La portavoz de Compromís dice que el delito lo cometió el Ayuntamiento

Mònica Oltra, portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas, declaró ayer como imputada por un delito de resistencia a la autoridad en la sala de Lo civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en Valencia. Lo hizo allí por su condición de aforada. Dentro y fuera de la sala insistió en que el pasado abril, cuando participó en la protesta para impedir el derribo de dos viviendas en el barrio de El Cabanyal lo hizo precisamente "en defensa de los vecinos, de sus casas, de sus vidas, de la legalidad y de la Constitución".

Oltra, que recibió el calor de varios representantes cívicos, permaneció una hora declarando ante el juez instructor Juan Montero. Ante él y el ministerio fiscal, ofreció el relato de los hechos que se desprendía de varios vídeos y fotografías de los acontecimientos ocurridos los pasados días 6 y 8 de abril en El Cabanyal.

Tras su comparecencia, aseguró que tenía el pálpito de que había quedado demostrado que no cometió ningún delito. "Creo que en breve habrá una resolución favorable, de archivo", dijo. A las puertas del TSJ, una treintena de vecinos de El Cabanyal y de compañeros de Oltra le expresaron su apoyo con carteles en los que se leía: "Tots som Mònica Oltra".Mònica Oltra se mostró visiblemente emocionada por las muestras de apoyo que ayer recibió a las puertas del TSJ. Y reivindicó que el juzgado de Valencia que se ha hecho cargo de las denuncias que la policía presentó contra los vecinos de El Cabanyal que los pasados días 6 y 8 de abril defendieron sus derechos, los absuelva. "El único delito que se cometió aquellos días fue el de expolio por parte del Ayuntamiento". Y agregó: "Si me tienen que imputar por defender El Cabanyal, nuestro patrimonio, nuestra historia y, sobre todo, a la gente humilde que vive en esas casas y están siendo machacadas sin misericordia por Rita Barberá y su Gobierno, pues me tendrán que imputar", señaló Oltra. Aun así, mostró su confianza en el archivo de la causa para ella y "para los vecinos y los concejales".

Mònica Oltra respondió a las preguntas de Juan Montero, el juez instructor, que no aceptó explicaciones a propósito del contexto en el que se produjeron los hechos y que no quiso escuchar aclaraciones de algunas de las escenas de los vídeos. Y respondió también a las preguntas del ministerio público. El fiscal superior Ricard Cabedo y el teniente fiscal Gonzalo López-Ebri preguntaron a Oltra si hubo o no una orden clara de desalojo. Y Oltra explicó que no. Que hubo, eso sí, una frase: "Primero a por los políticos y luego a por el resto". Oltra recordó ayer la imagen "increíble" de ver al concejal socialista Vicente González Móstoles por el suelo. Le preguntaron si opuso resistencia. Y ella dijo que los vídeos evidenciaban que no, que caminaba, que avanzaba por su propio pie. Montero, el juez, en cambio, insistió en porqué dos policías la llevaban cogida, qué le estaban diciendo y qué respondió ella.

La portavoz de Compromís se mostró satisfecha de su declaración. Expresó su confianza en la justicia y señaló que la denuncia presentada por el intendente jefe de la Policía Local de Valencia por una posible resistencia a la autoridad "no está argumentada". Más aún: "En la redacción se evidencia que la inclusión de mi nombre fue una orden de la señora Barberá o de alguno de sus tenientes de alcalde para imputarme en el proceso". Oltra afirmó ante los vecinos de El Cabanyal congregados que seguirá "resistiendo contra la injusticia y el atropello cometido por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el PP en el barrio". Y dijo que "para lo único que están en política es para beneficiarse particularmente, no para gestionar el interés general".

Fue más allá de Camps y Barberá. Según ella, los que sí han cometido una falta son los concejales del Ayuntamiento de Valencia Alfonso Grau y Miquel Domínguez, contra quienes ha presentado una denuncia por considerar que incurrieron en un delito de expolio al propiciar los derribos en el Cabanyal. La diputada de Compromís indicó que la pasada semana ratificó la denuncia y que el juzgado está efectuando las diligencias necesarias para esclarecer los hechos.

A Oltra, ante la sede judicial y dada su condición de imputada en fase de instrucción de una causa, se le preguntó por la actitud que tendría si el caso siguiera adelante, si dimitiría, en clara alusión a sus constantes peticiones de que Camps lo haga dada su implicación en la trama Gürtel. Oltra aclaró que la principal razón por la que Camps debe dimitir es "por no dar explicaciones, por mentir en la Cámara y por no asumir responsabilidades políticas". Y defendió la diferencia entre su situación y la del presidente ante los tribunales: "Al señor Camps el Supremo ha ordenado reabrir las diligencias y hay cuatro jueces y tribunales que ven indicios razonables de delito en sus actuaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2010