Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta aplaza el nuevo decreto del golf para disipar dudas legales

La modificación persigue facilitar la tramitación de campos con viviendas

Sorpresa por sorpresa. Después de anunciar el lunes que el Consejo de Gobierno aprobaría ayer una modificación del decreto sobre el golf para facilitar la tramitación de los proyectos que pueden tener promociones inmobiliarias; el asunto quedó al final sobre la mesa y aplazado a la sesión del próximo martes. La Junta adujo que es necesario garantizar la seguridad jurídica de los cambios en un momento en el que hay ya dos proyectos en avanzado estado de tramitación a punto de ser autorizados al objeto de que no se vean interferidos.

La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno, Mar Moreno, explicó que en esta semana se revisará la redacción del nuevo articulado porque "se trata de afinar todo lo posible y no generar ningún tipo de incertidumbre con los expedientes en marcha".

El Gobierno quiere evitar interferencias en los dos proyectos que se tramitan

La decisión del Gobierno causó sorpresa, porque ya había superado el examen en la reunión de viceconsejeros y porque normalmente cuando se lleva al Gobierno un cambio normativo ya se ha estudiado su alcance. Tan con el pie cambiado cogió al propio sector, que la Federación Andaluza de Turismo Residencial llegó a emitir un comunicado saludando la modificación a la misma hora en que Moreno comparecía para informar de que el asunto quedó aparcado.

Si se hubiera aprobado la modificación estaba prevista la comparecencia del consejero de Turismo, Comercio y Deportes, Luciano Alonso.

"El borrador de norma modificativa nos parece práctico y realista ya que deja abierta la posibilidad de nuevos usos complementarios o compatibles en los campos que sean declarados de interés turístico", afirmaba el comunicado de los empresarios.

Las modificaciones que se iban a aprobar persiguen facilitar la tramitación de los proyectos de campo de golf que sean declarados de interés turístico, aquellos que pueden tener promociones inmobiliarias y hoteles y que deben ser autorizados expresamente por el Consejo de Gobierno.

Desde que se aprobó el decreto regulador en febrero de 2008, no se ha llegado todavía a autorizar ningún proyecto, aunque existen dos en "avanzado estado".

Además de incorporar al articulado del decreto el precepto ya modificado en la Ley de Medidas Tributarias y Financieras de que no sea necesario que haya un Plan de Ordenación Territorial para poder permitir un campo de interés turístico; la modificación libera también de la obligación previa de obtener una Autorización Ambiental Unificada, tramite (AAU) costoso de inversión y tiempo (no menos de ocho meses) y que valga con un informe de impacto. Sólo una vez autorizado el campo se exigiría la AAU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 2010