Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los peritos desmontan la mayor prueba contra Urquía

El ex juez no escribió la nota usada para una extorsión

La sorpresa saltó ayer en el juicio contra el ex magistrado Francisco de Urquía. Los peritos grafólogos de la Guardia Civil, que durante la fase de instrucción atribuyeron al ex juez la autoría de una nota usada para extorsionar al empresario David Shamoon, imputado en el caso Hidalgo, se desdijeron radicalmente en la sala y negaron que la letra fuera de Urquía. Y no solo eso: los expertos consideraron "probable" que la caligrafía corresponda al también imputado Arnaud Albouhair, amigo del ex magistrado marbellí.

Esta inesperada declaración, que desmonta la principal prueba de cargo contra Urquía, pilló con el pie cambiado tanto al fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón como a la defensa de Albouhair. El fiscal pidió a la sala que revocara la prueba y la defensa de Albouhair solicitó la suspensión del juicio. Ambas pretensiones fueron rechazadas por el tribunal.

Los peritos del instituto armado explicaron ante el tribunal que en el informe que consta en la causa, elaborado en marzo de 2009, sólo tuvieron en cuenta las concordancias entre esa nota y la letra del juez, pero no las discordancias, que eran más. Los expertos se percataron de las diferencias entre ambas letras hace unos días al revisar el informe antes de prestar declaración en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). "Nuestra preocupación máxima era aclarar el error cometido en la pericial y aquí estamos para solventarlo", declararon.

La nota, escrita en un papel autocopiante como los de las comandas de restaurante, contiene los datos registrales de una finca de David Shamoon, embargada por el juez Urquía durante la Operación Hidalgo, y el nombre de una persona que pretendía comprar la parcela. Estos detalles solo podían conocerlos Shamoon y su entorno o el juez Urquía por la investigación por blanqueo que llevaba a cabo. Según declaró el corredor de bolsa Philippe Junot, fue Arnaud, amigo de Urquía, quien se la entregó para que se la hiciera llegar a Shamoon como prueba de que tenía acceso al sumario del caso Hidalgo. Shamoon denunció que Arnaud y el también amigo de Urquía Igor Mier contactaron con él para ofrecerle acabar con sus problemas judiciales a cambio de entre cinco y ocho millones de euros.

Los peritos de la Guardia Civil justificaron su error inicial por la "precipitación" con la que realizaron el informe. La nueva versión favorable a las tesis de Urquía coincide con la de los expertos grafólogos del Cuerpo Nacional de Policía, que desde el primer momento rechazaron que el juez escribiera la nota, y también apuntaron la posibilidad, que no la certeza, de que el papel lo escribiera Arnaud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 2010