Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG exige ceses por la ayuda a una entidad del líder del PP venezolano

Feijóo rehúye defender el convenio de 120.000 euros que Emigración firmó en Caracas

El líder de la oposición, Pachi Vázquez, se presentó ayer en la la sesión de control al Gobierno con dos fotografías distintas. En la primera se ve al secretario general de Emigración, Santiago Camba, al conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, y a Felisindo López, presidente de la Fundación Apoyo a la Ciudadanía Española en Venezuela. Tiene fecha del pasado 23 de abril. Ese día, los tres representantes celebraron en Caracas el convenio por el que la entidad sin ánimo de lucro recibía 120.000 euros del Gobierno gallego para "la prestación de asistencia sanitaria a personas de origen gallego residentes en Venezuela".

La segunda instantánea es de un día más tarde y muestra al propio Rueda, esta vez como secretario general del PP, y también a Santiago Camba, felicitando a Felisindo López por haber sido nombrado presidente del Partido Popular en Venezuela durante el congreso que puso fin a cuatro años de gestora.

Los socialistas exigen las destituciones de Rueda y del titular de Emigración

Pachi Vázquez: "Devuelvan el dinero de la financiación ilegal a los ciudadanos"

Ambas fotografías, que Pachi Vázquez agitó desde su escaño, sirvieron al líder del PSdeG, para preguntar a Feijóo por su cacareada regeneración democrática. "Siempre se le llena la boca al hablar de transparencia, ha engañado usted a esta Cámara, diga que las fotos están trucadas, diga que no fueron con un maletín a entregarle 120.000 euros al PP de Venezuela", acusó el secretario general del PSdeG. Pachi Vázquez exigió las dimisiones del conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, y del secretario general de Emigración, Santiago Camba". Sus reproches subieron de tono hasta que al final, Vázquez, acabó acusando al PP de financiación irregular. "Devuelvan el dinero que sacaron a los ciudadanos para financiarse ilegalmente", concluyó el jefe de la oposición.

Al contrario de lo que había hecho la semana pasada en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, cuando alegó que su Gobierno no podía "discriminar por razones ideológicas" a la fundación del líder del PP venezolano, ayer Feijóo optó por guardar silencio y evitó defender el polémico convenio. Se limitó a sembrar dudas sobre la compra por 1,6 millones de euros de una sede para Sogama en Santiago -cuando Pachi Vázquez era conselleiro de Medio Ambiente- "que todavía hoy no se puede utilizar" y acusó a los socialistas de financiar a agentes electorales con fondos públicos en Argentina. Su réplica no arredró a Vázquez, que en su última intervención agrió un poco más el tono hasta concluir que "Feijóo es el adalid de las prácticas de corrupción que se comprometió a erradicar". "No sólo no gobierna, cada vez se parece más a Baltar", concluyó.

De pasada, el líder socialista, se acordó de "los amiguitos del alma" del PP gallego, parafraseando una de las conversaciones interceptadas por la polícia entre el presidente valenciano Francisco Camps y Álvaro Pérez, El bigotes, supuestos cabecillas de la trama Gürtel

.

E incluyó entre los contratos adjudicados por la Xunta a empresas supuestamente amigas a Atos Origin, en la que trabaja una sobrina del tesorero del PP y mentor político del presidente, José Manuel Romay Becaría. Sgún Vázquez, esta firma recibe contratos de todos los organismos por los que pasa Feijóo desde Correos al Insalud. También incluyó a Vueling, presidida por el ex ministro del PP Josep Piqué, amigo personal del presidente gallego, que ha recibido siete millones de euros en subvenciones. "¿Dónde esta aquí su austeridad?", preguntó el líder socialista.

En el turno de réplica, Feijóo subrayó que "la multinacional Atos Origin" trabaja con numerosas administraciones y resaltó que Vueling es la "segunda aerolínea del país".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2010