Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El Madrid, a por su octavo entrenador en 10 años

La cláusula, antes de la firma

Mourinho se siente "libre", pero el Inter insiste en que le pague 16 millones para irse

José Mourinho ya no es técnico del Inter. El portugués salió ayer a las 16.30 de la sede del club milanés acompañado de su representante, Jorge Mendes. Acababan de reunirse con Rinaldo Ghelfi, responsable financiero del club de Massimo Moratti y mano derecha del presidente. "Soy libre, ya me he desvinculado. Ahora tocan vacaciones y luego me iré a España a trabajar", declaró Mourinho. El Inter por su parte dice que todavía no lo es dado que no ha recibido todavía el dinero de la cláusula.

Moratti reclama, para que el portugués se marche, el pago de una cláusula de 16 millones que habían firmado cuando el portugués fichó por el Inter. Era una cláusula bilateral: cualquiera de los dos que quisiese interrumpir el contrato antes de tiempo (Mourinho había firmado hasta 2012) tenía que abonar una indemnización. Y eso es el último escollo que queda para que Mourinho firme con el Madrid. "Eso será una vez que resuelva su situación contractual", aclaró ayer Florentino Pérez. "Es una interpretación entre el Inter y Mourinho sobre su contrato. Y nosotros, poco podemos hacer en este asunto. Yo no conozco muy bien el tema, no sé si es o no una cláusula. Yo hablé con Moratti el lunes. Las partes ahora implicadas son ellos, no nosotros", continuó el máximo mandatario blanco.

El Madrid ya pagó cuatro millones por la cláusula de Pellegrini en el Villarreal

El Madrid pidió primero a Jorge Mendes que negociara con el Inter para que le perdonara la cláusula y luego a Mourinho. Ayer estaba previsto que el portugués se reuniera con Moratti pero éste canceló la reunión. Mendes utilizó como argumento la consecución de la Copa de Europa y lo consiguió con Mourinho. El club llevaba 45 años persiguiéndola y en ese tiempo tan solo disputó una final (la que perdió en 1972 contra el Ajax).

Moratti no cedió. Es más, después de reunirse con Mourinho el martes por la noche dijo: "a mí nadie me va a tomar el pelo". El Madrid y Mourinho desmintieron ayer que ese escollo impida la firma del portugués. "Es imposible que me quede en Milán", dijo el técnico. "El tema de la firma depende de una interpretación que se arreglará seguro en los próximos días", comentó Pérez.

El presidente blanco ya tuvo que pagar el año pasado la cláusula de rescisión de Manuel Pellegrini (4 millones) para que se desvinculara del Villarreal. Ahora tendrá que abonarle otros tantos por echarle un año antes. Por eso quiere ahorrarse los 16 de cláusula de Mourinho (que cobrará unos 10 por temporada). ¿No le parece poco ético pagar tanto dinero para contratar a un técnico y despedir a otro que tiene un año más de contrato?, le preguntaron a Pérez. "El Madrid es un modelo deportivo y económico, si acertamos en lo primero, acertamos en lo segundo. Tenemos que ser fieles a nuestro modelo: teniendo los mejores jugadores tenemos los mayores ingresos", contestó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2010