Los sindicatos piden responsabilidades a la Iglesia en Cajasur

Aspromonte, ligada a los canónigos, se desmarca de las críticas a la gestión

Los sindicatos que representan a los trabajadores en el proceso de fusión entre Unicaja y Cajasur vuelven a vivir momentos de tensión y desencuentro. Ayer, en una reunión previa a la mesa laboral -que debe celebrarse mañana en Málaga-, todos los sindicatos excepto Aspromonte (mayoritario en Cajasur) decidieron firmar una resolución en la que, entre otras cosas, exigen responsabilidades a los gestores de Cajasur y la suspensión de los privilegios de la Iglesia (que controla la entidad cordobesa) en el protocolo de fusión, pactado el verano pasado. Fuentes de Aspromonte dijeron que no se niegan a que se pidan responsabilidades, pero solicitaron que también se "destacase a otros responsables de la actual parálisis en la negociación laboral".

A la resolución se adhirieron UGT, Csica, Secar y CC OO. Este último sindicato, mayoritario en Unicaja, ya protestó hace una semana, en un comunicado interno, por el fuerte ajuste que se le exige a los trabajadores, ya que se podrían perder 1.200 empleos para conseguir un ahorro de más de 56 millones al año. Algo que CC OO considera inaceptable, sobre todo sabiendo que la Iglesia ha logrado negociar y mantener unos importantes privilegios dentro de la futura entidad. El sindicato se refiere, entre otros aspectos, a la creación de una fundación gestionada por el Cabildo de Córdoba, que contará los tres primeros años con una dotación de ocho millones y de seis a partir del cuarto.

Los sindicatos recuerdan en su escrito que ellos no solicitaron la fusión. Por eso exigen que "se lleve a cabo bajo las premisas de que sea viable y se haga con un acuerdo laboral", señalaron fuentes sindicales. Los representantes de los trabajadores volvieron a pedir a las cajas que aporten "los datos necesarios para poder ofrecer propuestas alternativas de ahorro de costes", algo que llevan solicitando desde el principio de la mesa laboral. Unas propuestas de recorte que "quieren que sean voluntarias y aplicables a Cajasur y Unicaja".

"Decisión sectaria"

Por último, los sindicatos insistieron en pedir una homologación en las condiciones laborales de los empleados de ambas cajas. Aspromonte criticó la decisión "sectaria e intransigente" de no permitirles aportar nada al texto. Los representantes del sindicato de Cajasur querían resaltar también a los que, según ellos, provocan la "parálisis en el proceso de fusión y que no están sólo en Cajasur. Hay otros actores que contribuyen a que no se llegue al acuerdo definitivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de mayo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50