Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los ciclistas del Xacobeo cierran filas

Los corredores desmienten al médico del equipo que insinuó que se dopaban

Once ciclistas del Xacobeo Galicia hicieron público ayer un comunicado en el que desmienten cualquier vinculación con prácticas de dopaje tras las dudas arrojadas por el todavía médico del equipo, Juan Manuel Rodríguez Bastida. Los corredores recuerdan que jamás ningún integrante de la formación dio positivo en un control, consideran que ese es su principal aval y añaden: "Nadie nos ha incitado nunca a la práctica del dopaje".

Entre los firmantes figura Alberto Fernández Sainz, que en septiembre pasado estuvo diez días en la UCI de un hospital de Santander tras tener que abandonar la Vuelta a España a su paso por Almería poco después de que el doctor colombiano Alberto Beltrán se hiciese cargo de la salud del equipo.

Rodríguez Bastida, especialista en medicina deportiva con consulta en Ferrol, criticó en su momento, en un escrito remitido al Patronato que rige el Xacobeo Galicia, que los responsables del equipo subieran a un avión a Sainz en vez de hospitalizarlo en Almería. "Fue una falta total de respeto a su salud", les expuso. "Los corredores son unos pobres hombres en todo este asunto", apunta el galeno gallego, que cree que los deportistas actúan movidos por el pánico a perder su trabajo; "Álvaro Pino [director deportivo del equipo] actúa de manera dictatorial y el que le lleve la contraria sabe que se va a la calle. Estamos ante lo de siempre: la utilización de los corredores. Que digan ellos porque admitieron que me sustituyera un médico dopador".

Pedro Alfaro, manager del Xacobeo, apunta a que, puestos a buscar respuesta, también cabría preguntar a los organismos federativos por qué tramitaron la licencia de Beltrán y apunta que lo que considera "un contencioso mercantil" les está perjudicando ante las instituciones y patrocinadores.

José Ramón Lete, secretario general para el Deporte de la Xunta y presidente de la Fundación Ciclismo Gallego, nunca se ha sentido cómodo con un proyecto deportivo que considera heredado del anterior Ejecutivo. El jueves pasado levantó las manos al ver a Bastida sentado en el suelo ante su despacho. Ayer se las lavó con una carta certificada que llegó al domicilio del médico y en la que declina responsabilidades sobre el contencioso económico y apunta a Alfaro y Pino como los interlocutores para cerrar la relación laboral. La carta es la respuesta a un burofax en el que, el pasado día 13, Rodríguez Bastida, médico del Xacobeo desde 2007, le acusaba de conocer y permitir la vinculación del equipo con profesionales marcados por el dopaje y del impago por unos servicios que cifra en cerca de 250.000 euros.

Ayer, a primera hora de la tarde, Bastida abandonó su protesta ante las dependencias de la Xunta. Volverá el lunes a primera hora y, dice, hasta que le den garantías de cobro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de mayo de 2010