Reportaje:Dinero & inversiones

El inversor fija el final de la crisis a dos años vista

Vuelve a caer el índice de confianza de JP Morgan AM

El inversor está muy sensible. Y motivos no le faltan. Hace un año el agujero estaba en los bancos. Ahora el gran problema son las cuentas de los Estados. Cuando un fantasma parece alejarse, inmediatamente surge otro en el horizonte. Y ya llevamos así casi tres años. El índice de confianza del inversor elaborado por JP Morgan Asset Management refleja la volatilidad en los estados de ánimo del mercado. Este indicador entró en terreno positivo en el último trimestre de 2009 por primera vez en año y medio. La Bolsa acumulaba un gran rebote y el inversor, gregario por naturaleza, quiso creerse la mejora. El optimismo, sin embargo, ha durado poco. Un mal arranque del año para la renta variable y los problemas de Grecia ha bastado para que el índice caiga de nuevo en zona negativa en el primer trimestre de 2010.

El 64% de los ahorradores sólo comprará depósitos a medio plazo

El número de optimistas disminuye en esta oleada. Entre los encuestados, sólo el 19,6% ve probable o muy probable que la Bolsa suba en los próximos seis meses, frente al 28,4% del trimestre anterior. El número de pesimistas -creen probable o muy probable que la Bolsa caiga- se mantiene estable (suponen el 25% frente al 24,5% del periodo anterior). El grupo que más crece, sin embargo, es el de los que piensan que los mercados se mantendrán igual (55,4% frente al 47,1%).

La Bolsa que más subirá en el próximo semestre, según el estudio de JP Morgan, será la estadounidense, seguida por los mercados asiáticos, que arrebatan el segundo puesto a los índices europeos. España ocupa el cuarto lugar entre las preferencias de los ahorradores.

La desconfianza de los inversores acerca del escenario macroeconómico y financiero también queda reflejado en los productos que piensan comprar a medio plazo. El 66,4% de los encuestados asegura que adquirirá un depósito o una cuenta de ahorro remunerada, el 14,6% se decantará por un plan de pensiones, el 5,7% asegura que adquirirá participaciones en un fondo de inversión y el 4% invertirá en acciones. Esta última opción, aunque sigue siendo minoritaria, se ha incrementado considerablemente frente a la oleada anterior de la encuesta cuando sólo el 1,6% declaraba que iba a entrar en renta variable.

¿Cuándo cree el ahorrador español que se saldrá de la crisis? La mayoría, concretamente el 47,5%, asegura que el fin de la recesión no llegará antes de dos años, el 25,1% sitúa ese momento en un plazo entre un año y medio y dos años, y el 19,4% piensa que se tardará entre un año y año y medio.

En este contexto de incertidumbre crece el número de personas que lo que más valoran a la hora de invertir es no perder dinero (el 55,1% frente al 52,2% del trimestre anterior), el 30,2% asegura que sacrifica parte de la rentabilidad a cambio de cierta seguridad y sólo el 14,7% afirma que aspira a lograr el máximo rédito.

Los tres factores que más tienen en cuenta los inversores a la hora de mover sus ahorros son, por este orden, la crisis económica, los tipos de interés y el Euríbor, y la evolución de la inflación.

A pesar de la falta de confianza de los inversores, Manuel Arroyo, director de inversiones de JP Morgan AM, considera que el escenario macroeconómico sigue siendo favorable para los activos de riesgo. "No es un crecimiento boyante, pero lo peor de la crisis ha quedado atrás. Asimismo, las empresas están en una buena situación financiera y sus resultados siguen sorprendiendo positivamente", argumenta.

La gestora estadounidense no cree que se produzcan subidas en los tipos de interés en EE UU hasta finales de año o principios de 2011 y augura que en Europa el precio del dinero tardará aún más tiempo en subir. En este contexto, según Arroyo, el coste de oportunidad de mantenerse en activos monetarios es demasiado alto. "Ahora bien, los activos de riesgo ya han descontado parte de la mejora. Eso quiere decir que habrá que ser mucho más selectivos y estar preparados para etapas de volatilidad a corto plazo", concluye.

Alta correlación

La Encuesta de Confianza del Inversor en España ha cumplido su undécima oleada. Este estudio, elaborado por la consultora GFK para JP Morgan Asset Management, tiene como objetivo principal ser una referencia para el mercado español, que mida periódicamente la confianza de los inversores.

Cuando este indicador echó a andar en el tercer trimestre de 2007 se estaban incubando los primeros síntomas de la crisis económica y financiera que posteriormente tuvieron como resultado la conocida como Gran Recesión que todavía hoy padecen la mayor parte de economías del planeta. En ese momento, JP Morgan AM ya tenía experiencia en este tipo de encuestas en otros países como Alemania. En el caso español, el índice debía consolidarse, tener un historial detrás que le avalase como termómetro del sentimiento del inversor local. Una vez transcurridas 11 oleadas, los datos de GFK señalan que existe una alta correlación entre la evolución del Ibex 35 y el índice de JP Morgan AM.

El nivel más alto de confianza de los inversores ocurrió precisamente en julio de 2007. En este mes el indicador alcanzó un nivel de 6,9%. Poco a poco la crisis fue haciendo mella en el ánimo de los ahorradores hasta que el índice toco sus mínimos en octubre de 2008 con -4,8%.

Para el cálculo de este indicador se emplea el porcentaje de respuestas a las expectativas de los inversores sobre la evolución de los mercados en los próximos seis meses, aplicándose a sus contestaciones diferentes factores de ponderación. Si el índice se situara en el 20%, querría decir que todos los entrevistados habrían respondido que es muy probable que la Bolsa suba; en cambio, si el total de los encuestados respondiera que ven muy probable que la renta variable caiga, el indicador se hundiría al -20%.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

David Fernández

Es el jefe de sección de Negocios. Es licenciado en Ciencias de la Información y tiene un máster en periodismo por EL PAÍS-UAM. Inició su carrera en Cinco Días y desde 2006 trabaja en EL PAÍS, donde se ha especializado en temas financieros. Ha ganado los premios de periodismo económico de la CNMV, Citigroup, Aecoc y APD.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS