Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Radio Océano vuelve a un escenario después de 23 años

Johnny Rotring, alias del periodista Xosé Manuel Pereiro, y Ross Mero, su colega Santiago Romero, vuelven a un escenario 23 años después de la separación de su banda, los ya legendarios Radio Océano. "Todo se debe a la cabezonería de Xurxo Souto", se justifica Pereiro. La noche del regreso de la respuesta del norte a los vigueses Siniestro Total es la de hoy, a partir de las 21.30 horas, en la Sala Nasa de Santiago. Junto a ellos subirán al palco los otros miembros de la formación -Dani Punta, Sito Evangelista y Pablo Iglesias- y los que efectúan el tributo: Julián Hernández, Miguel Costas, Leo i Arremecághona, Martin Wu o Marcos Payno de Galegoz.

"La mayoría de nosotros hace 20 años que no cojemos un instrumento", confiesa Rotring, entonces vocalista punk rock y el único de los Radio Océano que ha seguido agarrando, de vez en cuando, el micro. "Sí, con Manu Chao o con Diplomáticos de Montealto" se explica, "pero dejé la música porque tener un grupo es como estar casado con cuatro personas la vez".

El grupo, en este caso, se llamó Radio Océano. Activos entre 1981 y 1987, su único elepé salió a la calle bajo el título Nin falta que fai (1985). Terra Cha, Hago cine con mi coche o Esto no es Hawai (nin falta que fai), canciones del disco con portada de Antón Patiño, se convirtieron en parte del escaso tronco punk galaico en los 80. Y todo ello pese a un sonido que, según Pereiro, no hacía justicia a la intensidad del combo en directo. La realidad se acercaba más a los Dead Kennedys que a Joy Division.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 2010