La CNE aprueba la propuesta para evitar la especulación en la generación eléctrica

El consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) aprobó ayer una propuesta que enviará al Ministerio de Industria para evitar la especulación y la manipulación en el mercado de generación eléctrica. La CNE apuesta por regular los precios en el llamado mercado de restricciones técnicas. Éste es aquel al que acude el gestor del sistema eléctrico, Red Eléctrica de España (REE), para solicitar servicio cuando en una zona concreta del país falta energía. El problema surge cuando, presuntamente, las empresas restringen la oferta para provocar la necesidad y vender así la energía que producen las centrales más caras e ineficientes. Y a precios de escándalo que han llegado a 1.000 euros por megavatio en momentos en que los precios medios no superaban los 35.

La propuesta aprobada ayer, denominada "de retribución regulada para el mecanismo de resolución de restricciones técnicas", tiene como fin, según explicó el propio organismo, "evitar las elevadas retribuciones que alcanzan las instalaciones en este segmento del mercado, aprovechando, en la mayor parte de las ocasiones, una situación de monopolio o muy cercana al monopolio".

Como sucede a menudo, tras la propuesta aprobada ayer se esconden intereses y batallas que afectan a empresas, tribunales y Administración. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC), por ejemplo, ha impuesto sanciones y ha abierto expedientes a las grandes compañías en los últimos años por los supuestos abusos en el mercado. El problema es que los tribunales no están apoyando las tesis de Competencia y sí los recursos de las empresas.

El pasado 6 de abril, por ejemplo, la Audiencia Nacional notificó a Iberdrola la anulación de una sanción de 15,4 millones que le impuso la CNC en el año 2008 por su actuación supuestamente abusiva en el mercado. En enero se anularon otras sanciones del año 2004.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS