Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:31ª jornada de Liga

Milito, contra Valdano

El argentino recriminó al dirigente unas palabras sobre su lesión

Jorge Valdano platicaba con Pep Guardiola en las entrañas del Santiago Bernabéu una vez terminado el partido cuando Gabi Milito salió del vestuario. De acuerdo con la versión de testigos, el central argentino no fue a buscar al director general del Madrid, pero no pudo reprimirse al pasar por delante de él y le recriminó, a la argentina, que en su momento tuviera un comportamiento reprobable. La reacción venía a cuento por unas declaraciones de Valdano a la agencia DPA respecto a la larga lesión que sufrió Milito en el Barcelona tras la semifinal de la Copa de Europa disputada en Old Trafford ante el United y que le ha tenido casi 16 meses de baja. El director general del Madrid vino a decir que había actuado correctamente cuando tres años antes había rechazado el fichaje del argentino por el Madrid a causa precisamente de una lesión.

El director general del Real Madrid había cuestionado la carrera del central por su lesión

"Muchas veces, más que afrontar las polémicas, es mejor dejar que el tiempo las conteste. Para mí fue muy doloroso que Milito no llegara al club", aseguró Valdano en la entrevista a la DPA. "Con el paso de los años, aquel diagnóstico se reveló como real", recordó Valdano en el transcurso de una entrevista que le obligó a pedir disculpas al Barcelona, pero de la que nunca se pudo retractar después de haber sido grabada. "Todo el mundo tiene derecho a opinar. Luego, el tiempo, como él dijo, dirá", se limitó a responder Milito en una entrevista posterior a la misma agencia, cuando ya había vuelto a jugar. "Los hechos dan y quitan razones", dijo a este periódico hace menos de un mes.

Dado que la venganza es un plato que se sirve frío, encontrarse a Valdano a la salida del Bernabéu, después de haber ganado un partido de tanta trascendencia, activó el enojo del central. Milito, que se retiró lesionado durante el encuentro, aquejado de unas dolencias musculares menores, abandonaba el estadio del Madrid cuando increpó a Valdano, en presencia de un sorprendido Pep Guardiola, que no podía dar crédito a lo que estaba pasando. En ésas apareció Carles Puyol, que se sumó a la trifulca. El capitán del Barcelona intervino de forma contundente y reprobó con palabras gruesas el comportamiento de Valdano. Al parecer, Puyol terminó cada frase afeando al director general, con la misma coletilla: "Eso no se hace, eso no se hace". "La debía llevar guardada", reconocieron algunos testigos. Sólo así se entiende el tono vehemente del capitán, que empezó con un "te has pasado", y terminó considerando un "ventajista" a Valdano. Milito, que en un principio trató de separar a su capitán del dirigente del Madrid, terminó por llamarle de todo al responsable deportivo del Madrid. "De todo es de todo", dijeron testigos.

Guardiola, sorprendido por lo sucedido, pidió disculpas a Valdano, con el que mantiene una excelente relación desde hace años. El técnico azulgrana siempre ha confiado en la recuperación de Milito, tanto que celebró su reaparición como un título. Desde que volvió a pisar el campo en enero pasado, el central argentino ha venido actuando últimamente con regularidad -suma ocho partidos de Liga, tres de la Copa de Europa y uno de Copa-, siempre como central, mientras Puyol ha mezclado con Piqué o a veces ha jugado de lateral derecho o izquierdo, las dos posiciones que ocupó el sábado en el Bernabéu.

El técnico azulgrana apostó el sábado por Puyol, Milito y Piqué en la zaga, mientras adelantaba media parte la posición de Alves, para contrarestar el poder ofensivo del Madrid, focalizado en Higuaín y Ronaldo. A Milito seguro que le hizo especial ilusión enfrentar al Madrid. La prueba más evidente fue la alegría que mostró al final del partido, abrazado sobre todo a su amigo Messi, y su reencuentro con Valdano. Éste prefirió ayer no dar mayor trascendencia al incidente con Milito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de abril de 2010