Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Victoria Beckham y Kate Moss ya no son lo que eran

La revista 'Glamour' nombra a Cheryl Cole como la famosa mejor vestida

Ni las buenas críticas que recibe como diseñadora de moda han podido librar a Victoria Beckham de caer en picado en la lista de las mejor vestidas que cada año publica la revista Glamour. Con su octava posición, la ex spice roza apenas la nómina de las top ten de este curso, a pesar de que en el pasado lucía orgullosa la medalla de bronce. Algo parecido le pasa a Kate Moss, que en 2009 fue elegida como la segunda mejor vestida y ahora apenas se encumbra en la séptima posición.

Y es que, al parecer, las grandes de la moda de la última década se están apartando para dejar sitio a estrellas más jóvenes. Este año, al igual que el pasado, la cantante Cheryl Cole se ha coronado como la más fashion, lo que demuestra que los escabrosos detalles de su divorcio del futbolista británico Ashley Cole, que los últimos meses han ilustrado las portadas de las revistas del corazón de Reino Unido, no han sido capaces de mermar su popularidad ni su gusto por la moda.

El debut de Rihanna también tiene mérito. La cantante barbadense aparece por primera vez en la lista y nada menos que en el segundo lugar. Danii Minogue alcanza su mejor posición, la sexta, el mismo año en que su hermana Kylie no llega siquiera a ocupar un lugar entre las 50 mejor vestidas. Robert Pattinson, cómo no, se alza como el mejor vestido este año, en que la vida le sonríe hasta en estos menesteres.

El otro lado de la moneda lo encabeza la polémica Katie Price, que corona la nómina de las peor vestidas, seguida de cerca por Lady Gaga, que con sus singulares modelitos no podía faltar en un palmarés como este. Rihanna repite, al aparecer en el cuarto lugar de la clasificación de famosas con menos gusto. En cuanto a Victoria Beckham, para colmo de males, se alza hasta el segundo lugar de las parejas menos elegantes del planeta glamour, acompañada de su célebre esposo David.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 2010