Reportaje:RUTAS URBANAS

Una Barcelona mutante

A los pies de la Torre Agbar, de Jean Nouvel, crece una nueva Barcelona que apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías. En este renovado ímpetu urbanístico tampoco faltan espacios dedicados a la cultura, entre los que destacan el museo Can Framis, una iniciativa de la fundación Vila Casas consagrada a la pintura contemporánea catalana. Con apenas un año de vida, el centro -obra del arquitecto Jordi Badia, del estudio BAAS- ya ha sido reconocido con el Premio Ciudad de Barcelona de Diseño, Arquitectura y Urbanismo.

Sin duda gran parte de su encanto reside en una reforma que ha conseguido convertir un ruinoso complejo fabril en una pinacoteca que rompe además con aburridos sistemas expositivos basados en cronologías y otros tópicos.

Guía

Información

» Can Framis (www.fundaciovilacasas.com; 933 20 87 36). Roc Boronat, 116-126. Horario: abre de 11.00 a 18.00, de martes a sábado. Precio de entrada: 2 euros la exposición permanente y 2 euros la exposición temporal.

» Zoo de Barcelona (www.zoobarcelona.cat). Hasta el 15 de mayo, el zoo abre de 10.00 a 18.00. Precio: adultos, 16 euros; niños, 9,60.

Así, el visitante se encuentra en sus 3.800 metros cuadrados de espacio expositivo con un recorrido que responde a la mirada de un coleccionista y que agrupa las obras por temas, que van desde los "paisajes imaginados" hasta la "levedad" o el "silencio". Aquí se dan la mano "la recuperación del patrimonio urbano" -uno de los objetivos de Badia en su proyecto- y la modernidad radical a cargo de los trabajos de artistas como Jaume Plensa, Perejaume, Enric Pladevall, José Luis Pascual o Robert Llimós, entre muchos otros.

Luz mediterránea

A pesar de ser una antigua fábrica, el edificio reinventa sus orígenes gracias a numerosas ventanas y rendijas que llenan sus salas de una luz que subraya su marcado carácter mediterráneo (en realidad, el museo está ubicado a un agradable paseo de las playas más populares de Barcelona). Otro de sus atractivos consiste en que a la colección permanente se le une un espacio de exposiciones temporales en el que en la actualidad se puede contemplar, hasta el 30 de abril, la propuesta El arte de coleccionar, nutrida con obras de la colección de Rafael Tous.

Aunque la calidad del museo y del edificio que ocupa ya merece una visita, se debe reservar algo de tiempo para disfrutar de otras oportunidades cercanas que nos brinda la zona en la que se ubica, y que abarcan desde restaurantes tradicionales como Can Pineda (San Joan de Malta, 55; 933 08 30 81; www.canpineda.com; precio medio por persona, unos 60 euros) o el joven Els Tres Porquets (rambla de Poblenou, 165; 933 00 87 50; www.elstresporquets.es; alrededor de 40 euros por persona) hasta galerías punteras como Espacio Ubú (plaza de Prim, 2; www.espaiubu.com). La nueva Barcelona se construye así también a base de trazos pictóricos que se imbrican con la arquitectura.

El Museo Can Framis, una iniciativa de la fundación Vla Casas consagrada a la pintura contemporánea catalana, es obra del arquitecto Jordi Badia.
El Museo Can Framis, una iniciativa de la fundación Vla Casas consagrada a la pintura contemporánea catalana, es obra del arquitecto Jordi Badia.CARMEN SECANELLA
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS