Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su mujer y se suicida en Almería

Un vecino de Benahadux (Almería) mató ayer a tiros a su mujer para suicidarse acto seguido con la misma arma. Los cuerpos sin vida de Carmen y Juan, de unos 48 y 50 años respectivamente, fueron localizados sobre las 16.00 en el interior de su vehículo en un camino del paraje conocido como Los Tostones situado en Lucainena de las Torres. Esta localidad se encuentra a más de 55 kilómetros de distancia de Benahadux, pueblo del Bajo Almanzora almeriense en el que residía la pareja, entre la que no se conocían denuncias previas o antecedentes por maltrato, si bien la Guardia Civil planteó la violencia machista como principal hipótesis de lo ocurrido.

El matrimonio, camionero y trabajadora rural, fue visto por última vez durante la noche del sábado, cuando ambos decidieron salir a cenar fuera de casa. Al ver que entraba la madurada y que la pareja no regresaba, sus padres comenzaron a alarmarse, puesto que no era habitual que dejaran solos durante mucho tiempo a sus tres hijos, de 16, 20 y 24 años.

Con el paso de las horas, primero se barajó un accidente de tráfico como explicación para el retraso en el regreso de la pareja. Uno de sus hijos optó por trasladarse al cuartelillo más cercano, donde interpuso una denuncia por la desaparición de sus padres, que fueron hallados ya sin vida unas 16 horas después de su marcha gracias al aviso formulado a la Guardia Civil por un pastor de Lucainena de las Torres.

25 años juntos

Está previsto que hoy se les practique la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Almería, aunque los investigadores confirmaron la muerte por arma de fuego de los dos miembros la pareja.

Tras un cuarto de siglo de vida en común, Carmen y Juan formaban un "matrimonio totalmente normal, sin problemas. No había indicios de que pudiera ocurrir algo así", explicó Juan Jiménez, alcalde de Benahadux, localidad de la que Carmen y Juan eran vecinos de toda la vida. "Nadie podía sospecharlo, ha perdido la cabeza", abundó el regidor. Tres profesionales prestaron apoyo durante la tarde de ayer a los tres hijos del matrimonio, a los padres de ella y, también, al progenitor del presunto asesino.

Más información en Sociedad

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2010