Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil usará la hiperlancha de los narcos

Las operaciones contra los piratas del Índico figuran entre sus objetivos

La mayor y más costosa embarcación capturada hasta la fecha a redes de transportistas de cocaína en Galicia ha pasado a formar parte de los medios tácticos de la unidad de élite operativa de la Guardia Civil. La espectacular lanzadera será utilizada por la Unidad Especial de Intervención (UEI) para actuar en operaciones de alto riesgo, como los asaltos de piratas a barcos de pesca españoles que faenan en el Índico.

La narcolanzadera, valorada en 1,5 millones de euros, de más de 18 metros de eslora y 2.100 caballos de potencia, provista de siete motores, cada uno de los cuales dispone de su propio ordenador de arranque, ha sido acondicionada en la base de adiestramiento de UEI en Valdemoro (Madrid), según fuentes de la Guardia Civil.

MÁS INFORMACIÓN

La Fiscalía Antidroga de Pontevedra entregó la lanzadera, apresada hace un año, tras la petición expresa formulada por mandos de la Guardia Civil. La lancha ha sido especialmente preparada para intervenir en actuaciones específicas, competencia exclusiva del citado grupo del instituto armado, que se encuadra en la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva de la Dirección Adjunta Operativa de la Guardia Civil.

Está previsto, incluso, el traslado aéreo de la lancha hasta su objetivo, aunque la potencia de la embarcación alcanza los 50 nudos de velocidad y ya le permitía a sus antiguos propietarios plantarse en medio del Atlántico en dos días y medio para recoger cargamentos de cocaína de los barcos nodriza.

Aunque muchas de estas costosas lanzaderas y planeadoras incautadas se acaban destruyendo porque su construcción es ilegal y carecen de documentación que permita al Estado reutilizarlas, ésta, sin embargo, tiene todos los papeles en regla. Fue construida en un astillero de Treviso (Italia). Su imponente casco, equipamientos de navegación, radares y sistemas de comunicaciones costaron más de un millón de euros. Sus tanques tienen capacidad para 18.000 litros de combustible.

El barco es la principal prueba de cargo contra uno de los más famosos capos y diestro piloto de planeadoras que operaban en la ría de Arousa, Manuel Abal Feijóo, Patoco, de 44 años, cuya fortuna aún se está investigando. Hace año y medio perdió la vida tras empotrar su potente moto contra un coche cuando regresaba a su casa de Cambados después de cerrar los detalles de un desembarco de cuatro toneladas de cocaína.

Meses antes de su muerte, en una de las 14 naves de seguridad que utilizaba la banda situada a uno de los márgenes del río Ulla, la lancha por fin fue capturada. Su tamaño y características sorprendieron a los investigadores. La nave fue precintada y la Policía tomó todo tipo de precauciones para que no pudiera ser utilizada. Aun así, los lugartenientes de Patoco consiguieron robarla para hacer un porte de droga, pero tuvieron que desistir en el intento.

El 12 de febrero del pasado año aparecía varada en una playa de Nigrán, con los tanques llenos de combustible, víveres para varios días y las cartas marinas indicando la posición del buque nodriza en alta mar donde iba a recoger la cocaína. Los grecos policiales se adelantaron a los narcos, que se pusieron en fuga al comprobar que los motores habían sido manipulados para impedir que pudieran utilizarse para navegar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de marzo de 2010