Reportaje:

La misma calidad con más eficiencia

El nuevo Volkswagen Touareg sigue siendo un 4 - 4 muy refinado - Tiene una línea más deportiva, un interior más práctico y una mecánica afinada para gastar menos - Desde 56.730 euros

El cóctel combina una carrocería más baja y aerodinámica, motores con mejor rendimiento y 200 kilos menos de peso. Y sabe bien: reduce drásticamente el consumo del nuevo Touareg. La segunda entrega del todoterreno grande de Volkswagen gasta entre 1,9 y 2,8 litros menos que antes según el propulsor elegido. Además, ofrece por primera vez una versión híbrida y es uno de los 4 - 4 más eficientes de su tamaño. Sigue destacando por su calidad y dinamismo, y ahora añade una imagen más estilizada y un interior más práctico, aparte de un consumo notablemente inferior.

El nuevo Touareg llegará en mayo, y la versión 3.0 V6 TDi de 240 CV, la más asequible, consume 7,4 litros de media y estará disponible desde 56.730 euros. La variante híbrida, que cuesta 81.580, combina un motor 3.0 V6 turbo gasolina y otro eléctrico que suman 380 CV. Acelera con poderío y gasta sólo 8,2 litros. Toda la gama lleva cambio automático de ocho marchas y una tracción 4 - 4 sin reductora para ahorrar peso. Esta solución pasa a ser opcional y sólo está disponible en la versión V6 TDi.

El último VW presenta una línea más baja y redondeada que afina la aerodinámica (CX: 0,35, frente a 0,38 de su predecesor). Resulta menos robusto y más deportivo y ahora recuerda al Tiguan, su hermano compacto. Mide 4,79 metros de largo (cuatro centímetros más) y crece también en anchura, pero su menor altura (1,70 metros, casi dos centímetros menos) estiliza su figura y lo hace parecer más pequeño.

El interior mantiene una presentación muy cuidada, con acabados y materiales de calidad y un ambiente elegante. Las nuevas dimensiones han permitido ampliar todavía más la habitabilidad (hay espacio de sobra en cualquiera de las cinco plazas) y también el maletero, que gana 25 litros (580). El interior recoge nuevos detalles interesantes, como una mayor dotación de huecos para objetos o la banqueta trasera deslizante, que se puede adelantar para ampliar el maletero.

Al igual que el actual, el nuevo Touareg comparte carrocería y chasis con el Porsche Cayenne y sobresale por su dinamismo. Es un todoterreno de dos toneladas que circula con la agilidad de un buen turismo, y añade la suavidad y el tacto exquisito de los modelos exclusivos. Viene de serie con suspensión electrónica, y como opción se ofrecen tres suspensiones diferentes: deportiva, con altura rebajada (410 euros); neumática, que refuerza el confort y permite variar la altura al suelo (3.245 euros), y neumática deportiva, con las mismas funciones y control del balanceo (3.680).

La paleta mecánica contempla cuatro alternativas: 3.0 V6 TDi, versión híbrida, 3.6 V6 gasolina de 280 CV (llega en otoño) y 4.2 V8 TDi, con 340 CV y un empuje formidable, que reemplaza al actual 5.0 V10 TDi y gasta 9,1 litros de media (2,8 menos). La opción más recomendable es el V6 TDi, porque mueve ya el coche con agilidad (acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y alcanza 218 km/h), ofrece los consumos más bajos y es más barato.

El equipamiento incluye todo lo que se espera en un coche de este precio: ESP, siete airbags, climatizador, llantas de aleación, sensores de lluvia y luces, navegador con memoria interna, toma USB y hasta un sistema de cámaras que permiten visualizar el contorno. En cambio, el bluetooth para el móvil se paga aparte (705 euros), y la rueda de repuesto es de emergencia, menos práctica que una normal, sobre todo para un 4 - 4. La abultada lista de opciones cubre todas las necesidades y caprichos.

El Touareg 2010 luce una estampa más estilizada y mide 4,79 metros.
El Touareg 2010 luce una estampa más estilizada y mide 4,79 metros.

Una dieta de 200 kilos

La reducción de peso es una de las novedades destacadas del Touareg 2010. A pesar de su mayor tamaño y equipamiento, el nuevo modelo es unos 200 kilos más liviano que el anterior. El ahorro se ha conseguido aplicando materiales ligeros y afinando el diseño de todos los componentes. Así, la carrocería y el interior pesan 56 kilos menos que antes; el chasis (ruedas, suspensiones, frenos y dirección) adelgaza otros 76; la mecánica (motor, cambio y transmisiones) suma 66 más, y los sistemas electrónicos, otros cuatro.

La reductora (marchas cortas), ya no se incluye de serie, permite eliminar unos 40 kilos y es clave en la disminución de 66 kilos lograda en la mecánica. La versión 3.0 V6 TDi pesa ahora 2.099 kilos, frente a 2.321 del anterior.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Marcos Baeza

Redactor de Motor, especializado en producto y tecnología. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS, desde 1998, ligado siempre al automóvil. Sigue la actualidad del sector, prueba los nuevos modelos que llegan al mercado y analiza las tendencias y tecnologías asociadas, como la nueva movilidad eléctrica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS