Una cita con la fantasía

El Salón Internacional de Cómic reúne a varias generaciones en Granada

Lejos de ser un arte de otro tiempo en el que las viñetas acompañaban a los periódicos cuando apenas podía distraerles el sonido de un televisor, el cómic parece estar experimentando un nuevo auge. Prueba de ello es el Salón Internacional del Cómic de Granada, que cumple su 15ª edición y por el que se espera que pasen cerca de 50.000 personas, previo pago de una entrada, lo que no deja de ser sorprendente en la época de la televisión por satélite y de los videojuegos.

Más aún si el invitado de lujo de esta edición nació en 1926 en un pequeño pueblo de Polonia. Se trata de Joe Kubert, que llevaba más de dos décadas sin salir de su país, Estados Unidos, en el que vive desde hace 84 años. "No tenía dos meses de vida y tuve que refugiarme allí. Podría haber sido una víctima más, un número más en la triste historia de Europa", confesaba mientras firmaba algunas de sus obras maestras a sus fans, que casi peleaban ayer por una foto con el mítico dibujante.

Joe Kubert, dibujante de Tarzán, visitaba zoos para inspirarse
La cita ofrece una exposición retrospectiva de David Mazuchelli

Entre sus obras más populares se encuentran Sargento Rock, Tex, Tor o Jossel, en las que puede apreciarse cómo desde sus comienzos, con sólo 12 años, se vio muy influenciado por algunos de sus ídolos. "Hay tres dibujante principales. Hal Foster, autor de El Príncipe Valiente; Alex Raymond, creador de Flash Gordon, y Milton Caniff, que hizo Terry y los Piratas. Los tres fueron muy importantes cuando yo empecé y todavía se encuentran entre mis favoritos", explicó el creador.

El propio Kubert continuó el trabajo de Foster en Tarzán, uno de los iconos del cómic del siglo XX. "En los años 30 apareció Tarzán en los periódicos y supe que eso era lo que yo quería hacer. Después pude continuar un trabajo que me gustaba cuando era niño, lo que resultó muy gratificante. Traté de ser muy riguroso y realicé una investigación importante para tener algo que aportar al personaje. Hice cientos de fotos y visité zoológicos y museos de historia natural... Todo lo que dibujé lo había visto primero", recordó mientras firmaba uno de los ejemplares de aquella época, que difícilmente podían encontrarse en los puestos dedicados a los clásicos que alberga el salón, en los que existen verdaderas reliquias para los aficionados al cómic y los coleccionistas.

Ubicado en el Recinto Ferial Santa Juliana Fermasa de Armilla, el salón -que permanecerá abierto al público hasta las 20.00 de hoy- acoge más de 70 stands ocupados por librerías de toda España y Europa, a las que se suman editoriales, distribuidores, asociaciones de profesionales y aficionados. A lo largo de sus 8.000 metros cuadrados, el visitante encuentra un verdadero culto al género no sólo en las distintas librerías que ofrecen sus ejemplares como tesoros, sino también entre los visitantes, de muy diversas edades, que acuden disfrazados de sus personajes favoritos. Entre los predilectos, los personajes manga con rasgos orientales, con especial presencia entre las jóvenes.

"El manga es quien reina hoy por hoy en el mundo del cómic. Aunque no venga precedido de muy buena fama, en el manga hay de todo porque todo cabe, desde los más subidos de tono hasta cuentos que parecen fábulas, aunque la acción y la ciencia ficción suelen protagonizar estos cómic", explica uno de los libreros instalado en el salón.

Con respecto a las actividades de este año, el salón ha organizado dos exposiciones en Granada. La primera es una retrospectiva sobre David Mazuchelli, que ha trabajado junto a autores como Frank Miller o Paul Auster. La segunda, propone una revisión histórica de la Joe Kubert School a través de los originales de 15 de sus alumnos que hoy son importantes autores dentro del panorama internacional. Esta segunda se ha instalado en la Facultad de Bellas Artes.

Como novedad, en esta edición se hará entrega del Premio Andalucía de Cómic, dotado con 3.000 euros. El premiado será elegido por distintos profesionales andaluces en reconocimiento a su obra. Entre los favoritos se encuentran el gaditano Carlos Pacheco, el sevillano Nazario o el granadino Juanjo Guarnido.

Además, el Salón Internacional del Cómic ha preparado un amplio espacio en el que desarrollar otras actividades relacionadas con el género. Habrá proyecciones de cine, talleres sobre diversas materias, un concurso de cosplay y karaoke, encuentros de rol, juegos de mesa y videojuegos. Bajo ese panorama, es normal encontrar a personajes de lo más peculiares. "Es cierto que hay un punto de frikismo en todo esto, eso no puede negarse, pero es muy divertido y no tiene edad". Esto último es indudable, Tarzán convive con los últimos personajes llegados desde Japón con mucha naturalidad, del mismo modo del que pueden verse por los pasillos del salón diferentes generaciones buscando su ración de cómic, tentando a la imaginación y a la fantasía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50