Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No aparece una depuradora contratada en Ponteareas

La Diputación de Pontevedra contrató en enero de 2008 las obras de instalación de dos minidepuradoras en las parroquias de Bugarín y Prado, en Ponteareas, pero la primera no ha llegado nunca a funcionar y la segunda no existe, según han comprobado el diputado provincial Gabriel Martínez y Xosé Represas, portavoz del BNG en el Ayuntamiento. El proyecto requirió una inversión de 500.000 euros, financiada en un 83% con fondos europeos y el 17% restante por la Diputación.

Fuentes de la Diputación anticiparon ayer que la noticia es "falsa", pero aplazaron "al momento oportuno" cualquier explicación de lo evidente: que una instalación no entró nunca en funcionamiento y que la otra ni siquiera está. En la empresa suministradora, Soluciones Medioambientales y Aguas (SMA), respondieron que se había instalado sólo una de las minidepuradoras, en A Freixa-Bugarín, sin aportar ningún otro dato. La empresa cifraba en 150.000 euros, hace dos años, el coste medio de adquisición de esas instalaciones, idóneas para poblaciones menores de 2.000 habitantes que podrían ahorrarse, según sus estimaciones, de 140.000 a 170.000 euros anuales frente a los costes de las depuradoras comunes.

La Diputación de Pontevedra lideró el proyecto europeo que propició la contratación dentro del programa "depuración transfronteriza" para núcleos de la zona hidrográfica del Miño y afluentes, como es el caso del río Tea en Ponteareas. El programa, presupuestado en 8,1 millones de euros para instalar 33 minidepuradoras, contó con una subvención de 6,1 millones de los fondos Feder. El Ayuntamiento de Ponteareas anunció en enero de 2008 el inicio de las obras, pero ahora niega al BNG la documentación sobre ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 2010