Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ

El Ibex 35 busca un soporte sólido

Los resultados empresariales publicados ayer en España no han servido para sacar al mercado de valores de la precaria situación que atraviesa. En conjunto, la mayoría de las empresas se han ajustado al guión con variaciones mínimas y los inversores no han podido sacar conclusiones de esos datos, salvo que confirman la debilidad del proceso económico.

El mercado de valores español abrió la sesión con pequeños recortes que fueron cediendo el paso a una tímida recuperación apoyada en la ausencia de una presión vendedora firme. La inversión a corto plazo está muy atenta a los movimientos del mercado ante la posibilidad de un rebote de las cotizaciones tras el castigo de los últimos días, pero no contaba con una nueva serie de datos macroeconómicos negativos en Estados Unidos.

A media mañana, la subida del Ibex 35 era del 0,57% con 10.312,40 puntos, pero el dato de pedidos de bienes duraderos de enero fue negativo. Sin la aportación de los pedidos de defensa y de los aviones, el dato descendió el 0,6%, lo que, unido al incremento en la demanda de subsidio de desempleo, llevó al principal índice de la Bolsa española otra vez al borde de los 10.000 puntos, con una caída momentánea de más del 2%. En los minutos finales de la sesión se impuso la calma y el Ibex 35 terminó con un descenso del 1,25% y en 10.126,20 puntos, con lo que puede considerarse abierta la búsqueda de un soporte fiable para frenar la actual orientación negativa.

La tormenta creada en torno al sistema financiero español continúa forzando recortes en las recomendaciones de los analistas y afectando al conjunto del mercado, aunque ayer ya se vieron algunas reacciones aisladas como respuesta a una caída de los precios que, en ocasiones, parece bastante exagerada. Aun así, en esta sesión no fue sólo la Bolsa española la que sufrió las consecuencias del temor de los inversores a una fase de estancamiento económico que no entraba en muchos pronósticos. La Bolsa de París perdió el 2,02%, la de Francfort el 1,48% y la de Londres el 1,21%, lo que indica que los inversores no establecen grandes diferencias entre mercados.

La contratación en el Mercado Continuo se mantuvo en 2.590,59 millones de euros, con 2.284,02 millones en operaciones del mercado abierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de febrero de 2010