Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TALENTOS QUE ARRIESGAN

El escritorio en la nube

Dos jóvenes triunfan con un sistema de almacenamiento accesible en Internet

Emprender es un riesgo a cualquier edad. Pero hacerlo a los 18 años es como lanzarse a un precipicio sin fondo. Hay que tener mucha fe para caer de pie. "Si fracasas, no pasa nada. Aprenderás más que trabajando toda la vida en una empresa que no es tuya". Con esta filosofía empezó Pau Garcia-Milà. Él y Marc Cercós fundaron a los 18 años la start-up tecnológica eyeOS. Hoy, cuatro años después, cuentan con un proyecto rentable, 30 empleados, acuerdos con el gigantes como IBM y la intención de abrir oficina en Toulouse (Francia) el próximo marzo.

Su historia es una buena combinación de pasión, talento, suerte y trabajo. También de visión. En 2005 se gestaba un concepto que ha acabó popularizándose: Internet como plataforma de trabajo. Personas y organizaciones creando, compartiendo y almacenando documentos directamente en la Red sin necesidad de instalar programas en el ordenador. Es lo que hoy conocemos como cloud computing.

"Cuando empezamos no había nada de esto. Ahora hay bastante; Google o Microsoft... Nuestra ventaja es que ofrecemos total privacidad de datos", dice Pau. eyeOS es un escritorio informático virtual. Basta una conexión a Internet y un navegador para acceder desde cualquier equipo (portátil, netbook, móvil, consola...) a aplicaciones de ofimática, agenda o mensajería instantánea. El sistema, gratuito y disponible en 35 idiomas, se basa en software libre y ha recibido más de 600.000 descargas. Una comunidad de 15.000 colaboradores en todo el mundo crea nuevas aplicaciones sobre el producto y lo mejora constantemente.

Su modelo se centra en personalizarlo para escuelas y administraciones, grandes y pequeñas compañías. En Cataluña, el departamento de Educación de la Generalitat lo instalará en ordenadores y portátiles en más de 800 centros de Primaria y Secundaria. Varias firmas francesas, y otras españolas como GMV o Telefónica I+D, lo usan internamente y para clientes. En 2009 cerraron con una decena de contratos y 800.000 euros de facturación.

"En 2010 hay varios acuerdos que podrían disparar la cifra de ingresos". Uno es el que han sellado con la segunda tecnológica del mundo por ingresos, IBM, quien incluirá eyeOS en su línea de servidores mainframe. Esto les permitirá llegar a miles de negocios en todo el mundo. "Nos contactaron desde EE UU, estuvieron seis meses analizando el código y por fin se han decidido". Han formalizado también una alianza con la japonesa NTT Communications y esperan materializar un contrato con una operadora francesa para utilizar eyeOS en netbooks y teléfonos móviles.

No les preocupa que el mundo se mueva demasiado rápido bajo sus pies. Las grandes,

Google, Microsoft, Amazon o la propia IBM, podrían desarrollar un producto similar y borrarlos del mapa. Pau confía en una ventaja: "Al ser software libre, cada persona o empresa puede instalarlo en sus propios servidores o en uno público que ponemos a disposición, donde ya hay casi 500.000 usuarios. Los datos son de ellos y no los maneja una gran corporación".

Tras cuatro años, al mirar atrás sólo le asalta una duda: haber aparcado sus estudios de ingeniería informática para fundar eyeOS. "Fue una decisión complicada. Me he peleado muchas veces contra el hecho de no tener estudios, pero creo que hice lo correcto. Es más difícil montar algo a los 27 o a los 28, cuando tienes más responsabilidades". Su consejo para futuros emprendedores es jugársela. "Si crees en lo que haces y estás convencido de que funcionará, adelante". Avisa de que estar preparado es fundamental. Con una salvedad. "La formación es necesaria, pero no tanto para dirigir un proyecto en marcha, sino para llevarlo de cero a cien".

Perfil

- Pau Garcia-Milà (de 22 años de edad) empezó ingeniería informática en la UPC (Barcelona). Lo dejó a los seis meses para fundar eyeOS. Marc Cercós (22 años) abandonó sus estudios de diseño para acompañarlo en la aventura empresarial.

Objetivos

- Convertirse en líderes a nivel mundial en el terreno del 'cloud computing' y 'software' libre. En enero abrirán nueva oficina en Francia y después probarán suerte en EE UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de febrero de 2010

Más información