Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crisis en el centro del campo

La sanción de Xabi Alonso es el paradigma de los fallos de la estrategia deportiva del Madrid. El equipo ha cubierto ampliamente la primera y la última línea. Hay suficientes buenos defensas y una superpoblación de delanteros magníficos. Pero faltan centrocampistas. Xabi, Lass, Diarra y Gago tienen el mismo perfil. Son cuatro hombres para un puesto. Y el único que siempre ha jugado, el fijo, ha sido Xabi. Justamente el hombre que no estará en la vuelta del Bernabéu.

La ausencia de Xabi presenta otro desafío técnico para Manuel Pellegrini, cuyo mayor dilema desde que empezó la temporada ha sido la construcción del medio campo. En el eje es donde le faltan especialistas: hay demasiados jugadores repetidos para ocupar el medio centro y sólo dos interiores puros disponibles, Guti y Granero.

En un esfuerzo por equilibrar las carencias, Pellegrini ha retrasado a Kaká y Van der Vaart o ha adelantado a Marcelo. El brasileño ha pasado del lateral izquierdo al interior en más de un partido importante. Ahí jugó en Mestalla y San Siro, y casi siempre cumplió. "Es una solución antinatural", afirmaron en el club. Pellegrini no tuvo más remedio. Pero tampoco podrá contar con esa solución en el Bernabéu. El lateral fue amonestado y deberá cumplir un partido de sanción en la vuelta.

El Madrid se encamina hacia el encuentro más decisivo de la temporada sin los elementos suficientes. Es revelador de la complejidad del fútbol que un club que se ha gastado 300 millones en fichajes siga teniendo carencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de febrero de 2010