Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez desestima la querella de Euskotren en el 'caso Veleia'

El campo judicial del caso Veleia se va aclarando. El pasado 23 de enero, el Juzgado de Instrucción número 4 de Vitoria archivó la querella presentada por Euskotren contra el antiguo director del yacimiento arqueológico, Eliseo Gil, por un presunto delito de estafa. El archivo de esta causa se suma a la que presentó Eusko Trenbide Sarea por igual motivo.

Ambas querellas planteaban que la subvención que la compañía ferroviaria pública había concedido a la empresa Lurmen, SL, que encabezaba Gil, de 3,7 millones de euros durante 10 años a partir de 2001, no se había empleado para investigación arqueológica. Este punto no se ha podido comprobar.

Se mantiene en los juzgados la querella presentada por la Diputación de Álava por un presunto delito contra el patrimonio por la manipulación en piezas históricas con inscripciones actuales. Y ahí, Eliseo Gil, Idoia Filloy, como subdirectora, y el arqueólogo Óscar Escribano se enfrentan a una acusación que cuenta con pruebas contundentes: los informes de un equipo de peritos que han encontrado concomitancias entre las inscripciones presentadas como "excepcionales" en ostrakas del siglo III al V y las que realizó el equipo de Gil en un decorado para una actividad didáctica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de febrero de 2010