Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Estado insta a recurrir la ley gallega de cajas

La decisión paraliza la fusión de Caixanova y Caixa Galicia

Las prisas de la Xunta del PP para promover la fusión de las dos cajas gallegas se ha dado de bruces con el Consejo de Estado, que emitió ayer un informe que ampara el recurso de inconstitucionalidad que hoy aprobará el Consejo de Ministros contra la nueva ley de cajas de ahorros de Galicia. La impugnación paralizará la renovación ya en marcha de los órganos de gobierno de Caixa Galicia y Caixanova, procedimiento con el que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pretendía vencer la resistencia de esta última a la fusión.

La determinación de Feijóo ha sido tal que se ha enfrentado abiertamente a su partido, proclive a las fusiones interterritoriales, hasta lograr el apoyo a sus planes del presidente nacional, Mariano Rajoy. Ante las resistencias de Caixanova, partidaria de permanecer en solitario o de proceder a una fusión fría o SIP con cajas no gallegas, Feijóo sorprendió el 24 de noviembre al apoyar una proposición de ley de cajas del BNG. Populares y nacionalistas sacaron adelante la nueva norma, rechazada por el PSOE, y que entró en vigor en sólo 42 días, el 5 de enero. La ley iba a suponer la renovación del 75% de los órganos de gobierno de las cajas. Pero el Consejo de Estado considera que hasta 10 de sus preceptos presentan "fundamentos jurídicos suficientes para la interposición de recurso de inconstitucionalidad".

El informe del Consejo suscribe uno por uno los argumentos del Gobierno sobre invasión de competencias. Entre los artículos recurridos se encuentra el que hace referencia a la aprobación de fusiones con la mitad más uno de los votos de la asamblea de las cajas, frente a la mayoría de dos tercios que figura en la ley estatal. También se rechaza la competencia que se atribuye la Xunta para autorizar previamente un SIP, el control autonómico sobre la obra social o las cuotas de participación del Parlamento gallego en los órganos directivos de las cajas.

A las urgencias de la Xunta, que preveía un plazo de dos meses para la renovación de asambleas y consejos de administración de Caixanova y Caixa Galicia, ha respondido el Gobierno también con urgencias, ya que el informe del Consejo de Estado se ha elaborado en sólo cuatro días. La suspensión de la ley frustra en la práctica la fusión gallega, dado el estrecho margen de tiempo que resta para acudir a los fondos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010