Reportaje:

Gago pierde el tren

El City intentó a última hora fichar al medio del Madrid, pero no le dio tiempo ni a enviar un fax

En el Madrid confiaban este verano en que la llegada de Xabi Alonso pudiera de alguna manera ser beneficiosa para Fernando Gago. Pensaban que tener al lado un jugador como el internacional español le habría servido para reubicarse en el centro del campo y recuperar de una vez orden, colocación y pase.

No funcionó. Gago ha disputado 322 minutos en lo que va de temporada. Incluso Maradona, que le considera uno de los hombres clave en la albiceleste, lo dejó fuera de la última convocatoria. Y el ex de Boca, de 23 años, obsesionado como está con la selección, con ir al Mundial y con ser un jugador importante, llegó a suplicar al Madrid que le dejase marcharse. Ayer estuvo a punto de recalar en el Manchester City. La tardanza con la que los ingleses retomaron las negociaciones, sin embargo, tumbó la operación.

Obsesionado con ir al Mundial, el argentino se ha instalado un gimnasio en casa

El mercado de fichajes de la Premier se cerró a las seis de la tarde (hora española, una menos en Inglaterra). A eso de las cinco, en las oficinas del Bernabéu recibieron una llamada del City. Preguntaban si podían reactivar las conversaciones sobre Gago. Marcelo Lombilla, agente del jugador, se reunió con éste y con Jorge Valdano la semana pasada y le puso sobre la mesa una oferta del club inglés de 15 millones de euros. El director general madridista la rechazó.

Valdano explicó a Gago que con la salida de Ruud Van Nistelrooy (al Hamburgo) y la lesión de Pepe, la plantilla se quedaba con tan sólo 23 jugadores. Y, por lo tanto, no estaba dispuesto a dejarle marchar. Más, teniendo en cuenta los problemas de Lass en el tendón y la lesión de rodilla de Mamadhou Diarra. Le pidió que aguantara la situación, al menos hasta junio. Que peleara por un puesto para tener de nuevo minutos.

El Madrid sólo estaba dispuesto a negociar la salida del medio argentino por "un ofertón". A saber, a partir de 20 millones de euros. Ramón Calderón pagó por Gago en diciembre de 2006 unos 18.

El City nunca estuvo dispuesto a subir de los 15 a los 18, pero ayer al mediodía se encontró con que el jugador que habían elegido, el keniano Mariga, del Parma, fichó a última hora por el Inter. El centrocampista, de 22 años, pasó el domingo un reconocimiento médico en el City, pero el club no consiguió el permiso de trabajo. La federación inglesa sólo lo concede a aquellos jugadores extracomunitarios que hayan jugado el 75% de los partidos con sus respectivas selecciones absolutas en las últimas tres temporadas. No era el caso de Mariga. Según el club blanco eso motivó la llamada del City al Madrid, casi más por "compromiso con Gago" (con el que estuvieron hablando en la últimas semanas) que por otra cosa. "No tenían nada preparado, ni un solo documento firmado. Ni siquiera habían negociado un acuerdo con el jugador y tenían que hacerlo todo en 40 minutos... ", explicó Valdano.

A Gago, que ha somatizado tanto su situación precaria en el Madrid que se ha instalado un gimnasio en casa para trabajar el doble, no le queda más remedio que pelearse por encontrar un sitio al lado de Xabi.

Gago, en el partido de vuelta contra el Alcorcón.
Gago, en el partido de vuelta contra el Alcorcón.ÁLVARO GARCÍA

Sobre la firma

Eleonora Giovio

Es redactora de deportes, especializada en polideportivo, temas sociales y de abusos. Ha cubierto, entre otras cosas, dos Juegos Olímpicos. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS; ha sido colaboradora de Onda Cero y TVE. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Bolonia y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS