Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Diseño

Vivir en el tejado

Un libro selecciona 36 casas ejemplares de la última década

Ahora que son momentos tan inclinados a los balances, y cuando la arquitectura se está reinventando a marchas forzadas, la obra Vivir en el nuevo milenio: casas de comienzos del siglo XXI (Phaidon) muestra una selección de viviendas de distintos países que contienen rasgos de un nuevo lenguaje arquitectónico. Junto a proyectos de arquitectos consagrados se muestran otros de profesionales emergentes. De 36 casas, que se presentan con grandes imágenes y un texto descriptivo, la especialista y editora Emilia Terragni hace una selección.

- Casa Tejado, de Tezuka Architects, en Hadano, Japón.

En esta casa, que describe un tipo de hogar japonés, algunas de las actividades básicas de la familia pueden llevarse a cabo tanto en el interior de la vivienda como en la azotea, lo cual es una idea ingeniosa. La ligera estructura de madera y la simplicidad de la vivienda favorecen abrir grandes cristaleras y la estimulante función de la azotea como centro de actividad. Refleja el carácter ligeramente excéntrico del dueño a quien le gusta comer al aire libre.

- Casa Larrain, de Cecilia PugaLarrain, en Bahía Azul, Chile.

Los arquitectos jóvenes en América Latina están inmersos en un proceso de desarrollar su propio estilo, que se inspira en la belleza de sus paisajes. Esta casa, muy representativa de ese estilo, se ubica sobre un litoral rocoso sobrecogedor de la costa central de Chile, se concibe como un trampolín hacia el mar. Sus dos pabellones de hormigón armado unidos por un tercero invertido proporcionan un sorprendente perfil. En el interior domina el hormigón visto creando una unidad con el exterior.

- Refugio Delta, de Olson Sundberg Kundig Allen, en Mazama (Washington), EE UU.

Diseñado como refugio de un deportista para pasear por ese valle hermoso y remoto, la obra tiene un impacto visual mínimo. Esta elección es deliberada, lo mismo que su simplicidad técnica y su carácter espartano. Casi toda su estructura de acero es prefabricada. La gran idea del arquitecto es dotar a las contraventanas correderas de un sistema de cierre que arrastra los cuatro grandes paneles sobre las fachadas que permite ocultar la casa cuando está desocupada, sumiéndola en el anonimato y en un último gesto de respeto por el paisaje.

- Casa Tóló, de Alvaro Leite Siza Vieira. Oporto, Portugal.

Su escalonamiento en una colina escarpada confiere a la obra de un efecto visual muy dramático, pero también significa un uso ingenioso del espacio. Cada azotea puede ser usada como patio. Los escalones exteriores que controlan la longitud de la casa en intervalos rítmicos exageran su naturaleza de ladera y completa la forma escultural del edificio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de enero de 2010