Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas plantearán su batalla

Los ecologistas y otros movimientos plantearán sus tesis alternativas a esta cumbre. Mientras los ministros estén reunidos en el Palacio de Congresos, más de 60 colectivos gritarán sus proclamas frente a la policía para que la política energética y medioambiental tome otro rumbo. "Intentaremos una cadena humana solidaria que rodee el palacio para impedir el paso por el fracaso de Copenhague y las 1.200 detenciones preventivas, que fueron una barbaridad jurídica", avisó Federico Noriega, miembro del Foro Social de Sevilla.

Una plataforma andaluza de 60 colectivos, sindicatos, asociaciones de inmigración, derechos humanos y ecologismo coordinará las jornadas de acciones, charlas y movilizaciones previstas esta semana. "La UE habla mucho del cambio climático, pero nuestra idea es menos hablar y más actuar. Tienen que hacer políticas mucho más duras para reducir el CO2", censuró Jesús Lara, secretario de organización de Ecologistas en Acción. La plataforma centra su discurso en la denuncia del neoliberalismo como responsable de la crisis económica y medioambiental. "Hay que señalar con el dedo, ya que tienen bajo secuestro el sistema", añadió Noriega. Está por ver el nivel de los enfrentamientos entre estos colectivos y si la tensión se traduce en altercados y detenciones.

Mientras, al abrigo del Palacio de Exposiciones y Congresos, la presidencia española defenderá en las sesiones una estrategia europea sobre el vehículo eléctrico que impulse su demanda y utilización. España incentivará el debate y hará un análisis del conjunto de medidas de los Veintisiete desde 2008 hasta la actualidad. Además, la presidencia busca el lanzamiento de la denominada Estrategia de Granada sobre tecnologías, productividad y calidad de vida. En el ámbito energético, el Ministerio de Industria pretende impulsar el Plan Solar Mediterráneo, para lo que organizará en Valencia una conferencia de instituciones europeas.

José Luis García, responsable de Cambio Climático de Greenpeace, criticó que la presidencia española haya primado en la cumbre la voz de las compañías eléctricas frente a los colectivos conservacionistas. "El Gobierno plantea que la reducción de emisiones sea del 40%, pero hay que ser más ambiciosos y llegar al 50% en 2020. Además, el Plan Solar Mediterráneo debe establecerse en el Magreb con un sistema de primas financiadas por la UE", estimó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de enero de 2010