Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla se blinda ante la cumbre de Energía y Medio Ambiente

Más de 800 agentes velarán por la seguridad ante las protestas ecologistas

Hoy arranca una semana complicada para la capital andaluza. La cumbre de ministros de Energía y Medio Ambiente de la Unión Europea pone en alerta a Sevilla desde el jueves hasta el domingo. Con todo lo que una reunión de alto nivel implica: innumerables controles policiales en el aeropuerto, estaciones de trenes, metro y autobuses, atascos multiplicados, desvíos de tráfico inesperados y manifestaciones de grupos ecologistas.

La ciudad afronta la segunda reunión de la presidencia española de la UE con nivel de seguridad 2E, el inmediato inferior a la reunión de jefes de Estado, y la tensión policial para evitar un sabotaje será máxima. Más de 800 policías y guardias civiles se desplegarán alrededor del Palacio de Congresos donde se celebrará la cumbre, el Real Alcázar, que acogerá las cenas de gala, y los tres hoteles donde se alojarán los ministros y periodistas. Los policías locales también serán movilizados para asegurar la seguridad de las 42 delegaciones presentes en esta compleja cumbre.El tráfico se ralentizará esta semana en Sevilla por los controles en los accesos a la ciudad. Llueve sobre mojado porque la situación ya es de por sí difícil. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, ya avisó el pasado noviembre de que los problemas de circulación en 2010 "irán a más" por los pasos subterráneos proyectados y las obras que crecen como setas por las calles y avenidas sevillanas. Y esta semana se antoja como una prueba de fuego para la paciencia de los conductores.

El tráfico de la capital multiplicará sus atascos por los controles policiales

Tras la planificación, la seguridad de la cumbre entra en su fase crítica. Los turnos de los más de 500 policías destinados en exclusiva a la cumbre, sin incluir los refuerzos de la Dirección General de la Policía, se multiplican al mismo ritmo que los 300 guardias civiles encargados de la seguridad en el aeropuerto y los accesos a la ciudad. A la amenaza terrorista se le unen las protestas ecologistas, con más argumentos que nunca tras el fracaso de la Cumbre del Clima de Copenhague. Las Fuerzas de Seguridad intentarán aplacar las manifestaciones anunciadas, pero los enfrentamientos y detenciones están casi garantizados. Esta mañana se reúne la Junta de Seguridad para coordinar el operativo necesario desde la Delegación del Gobierno junto al Ayuntamiento sevillano y la Junta.

La cumbre de esta semana es la de mayor importancia que la presidencia española celebrará en Andalucía, unida a la reunión de ministros de Asuntos Exteriores el próximo marzo en Córdoba. Acudirán 42 delegaciones de los 27 países miembros. En total serán 26 los encuentros del Consejo de la Unión Europea repartidos entre las capitales andaluzas. Entre otros, Granada acogerá la cumbre UE-Marruecos el próximo 8 de marzo, el foro cívico europeo se celebrará en Málaga el próximo mayo, cuando Córdoba será sede de la Conferencia de la Alianza de Civilizaciones, Sevilla acogerá la asamblea parlamentaria Europa-América Latina y Jerez, un encuentro de directores generales de juventud a finales de mayo.

Mientras que la Guardia Civil reforzará el aeropuerto y los accesos a Sevilla con 300 efectivos, la policía sellará el encuentro con más de 500 agentes de las unidades del subsuelo, antidisturbios, información y explosivos. Los vecinos más afectados por los controles policiales serán los residentes en Sevilla Este, donde se ubica la sede de las reuniones y residen 100.000 personas. Además, los trastornos se multiplicarán al estar el Palacio de Congresos y Exposiciones en obras.

Los ministros de los Veintisiete llegarán a la capital andaluza el jueves para una cena conjunta. Tras dos sesiones de trabajo el viernes, los responsables europeos de Industria y Energía visitarán la plataforma Solucar P10 de Abengoa, en Sanlúcar la Mayor (Sevilla). El sábado, los ministros de Medio Ambiente harán un análisis de la decepción sufrida en la Cumbre del Clima de

Copenhague. Finalmente, el domingo estos últimos repetirán la visita a la planta de Abengoa.

Sevilla acogió su última cumbre en febrero de 2007, cuando la reunión de los ministros de Defensa de la OTAN colapsó zonas de la ciudad. Los habitantes deberán esta semana adelantar los madrugones para llegar puntuales a sus trabajos bajo la amenaza del caos vial. La escena estaba prevista que se repitiera en febrero con una cumbre aún mayor de jefes de Estado, pero finalmente ésta fue suspendida.

Las cifras

- Más de 500 policías y 300 guardias civiles velarán por la seguridad del encuentro de ministros europeos.

- Al encuentro acudirán 42 delegaciones de los 27 países miembros de la UE.

- La presidencia española celebrará 26 eventos en las capitales andaluzas hasta el próximo junio.

- Los controles de seguridad en los accesos a la ciudad provocarán que los atascos se multipliquen y se llegue al colapso en muchas zonas.

- La cumbre cuenta con un nivel 2E, el inmediato inferior a los encuentros de jefes de Estado, y el despliegue policial se reforzará en el subsuelo, por aire y en el río Guadalquivir.

- Una plataforma de 60 colectivos ecologistas y alternativos se movilizará para abogar por otro rumbo en las políticas energéticas y medioambientales de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de enero de 2010

Más información