Reportaje:TALENTOS QUE ARRIESGAN | Carreras & capital humano

Imaginación en el recinto ferial

Noisy Studio hace ruido en el mercado internacional de diseño de 'stands'

El recinto de una feria de muestras suele ser un espacio diáfano y parcelado en microespacios muy parecidos entre sí. Panelados de igual forma, distribuidos en despachos funcionales y de escasa originalidad. En definitiva, todo muy plano en unas citas expositivas en las que hay que estar y en las que pocas veces se saca un beneficio proporcional a la inversión realizada.

Ante este panorama, Andrés Navarro Ojeda y Octavio David Rincón fundaron Noisy Studio, un estudio especializado en el diseño y concepción de espacios de arquitectura efímera para aportar respuestas creativas al mundo ferial. Había que hacer ruido para hacerse oír, tal y como descubrieron en el local de copas londinense en el que fraguaron el proyecto. "Allí la gente se animaba y enloquecía de alegría haciendo ruido (noise, en inglés). Esa reacción es la que queríamos provocar en nuestros proyectos", dicen. Aquella noche, Noisy Studio era casi una realidad.

"Desde un primer momento nos dimos cuenta de que éramos complementarios. Yo [explica Octavio] me encargo de las ideas y Andrés, que por algo estudió empresariales, se ocupa de gestionar mis locuras y de ponerme los pies en el suelo". Y es que Octavio, licenciado en Bellas Artes y autor de espacios escenográficos en locales, obras de teatro o películas, es puro diseño: "En una obra de teatro, la escenografía ha de ser parte del texto, identificarse con lo que ha escrito el autor. En un stand, las formas, los colores, el ambiente creado, todo tiene que hablar de la filosofía del expositor, no ser, simplemente, una suma de paneles divisores", añade.

A la pregunta de cuál es el rasgo de identidad de un trabajo de Noisy Studio, responden, casi al unísono: "Nacimos con una forma de trabajar que sigue siendo nuestra firma: quebrar la línea recta. La gente que nos conoce dice reconocer nuestros trabajos en cuanto los ve. Según explica Octavio, "la vista se va hacia aquello que es diferente y nosotros apostamos por ser diferentes utilizando colores neutros en lugar de los corporativos; la curva en lugar de la recta; las formas tridimensionales en detrimento de la bidimensionalidad...". Hace falta frescura de ideas, una creatividad innata que sólo personas que entiendan de volúmenes, esculturas y dibujos pueden aportar. "Por esa razón muchos de nuestros trabajadores proceden de escuelas de bellas artes o diseño y no, por ejemplo, de facultades de arquitectura. En las carreras técnicas, por lo general, no se cultiva la creatividad".

Estos rompedores han logrado encabezar un proyecto en España, un centro creativo que se ha convertido en uno de los más vanguardistas del mundo del diseño de stands. Trabajan en Milán, Berlín, Bolonia, Francfort, Colonia, Hannover, Lisboa, Niza, París, Londres... "Abrirnos al exterior nos ha permitido, en términos de facturación, crecer de los 28.000 euros de 1999 a los 3,3 millones con los que cerramos 2008". "En 2009 hemos mantenido la línea ascendente, pese a los estragos que el caso Gürtel está causando en el sector", afirman.

Como dicen en Noisy Studio, si se puede imaginar, se puede realizar. Clientes como Renfe, Gas Natural, Spanair, Repsol, Sacyr Vallehermoso, Reyal Urbis o Bankinter dan fe de ello.

Objetivos

- Octavio DAvid Rincón es licenciado en Bellas Artes. Completó, en Inglaterra, estudios de diseño industrial y escenográfico y ahora cursa Arquitectura. Andrés Navarro estudió Empresariales y es máster en auditoría de cuentas

Perfil

- Ha abierto delegaciones en San Sebastián y Barcelona y quiere contactar con empresas españolas para acompañarlas en su salidas al exterior. Japón y EE UU son los países que tiene en expectativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de enero de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50