Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:17ª jornada de Liga

El rompecabezas con Guti y Kaká

La vuelta de los medios obliga a Pellegrini a replantearse el esquema

Manuel Pellegrini se lo toma con humor. La vuelta de Guti y sobre todo la de Kaká le plantean un problema para elegir el once. ¿Pueden jugar juntos Kaká, Higuaín, Benzema y Cristiano?, le preguntaron ayer. "Son jugadores de características parecidas. Ya lo intentamos a principio de temporada pero el equipo fue criticado por poco gustador. Marcábamos mucho pero no teníamos el control. Así que no creo que lo repita de inicio, en todo caso lo usaría como una variable en algún partido puntual", explicó el técnico del Madrid. Una señal más de que seguirá fiel al esquema que ha dado equilibrio al equipo tras meses de experimentos: tres medios, un mediapunta y dos delanteros.

En su círculo más intimo, Pellegrini ha confesado que sólo hay dos jugadores en el Madrid que hacen el juego que él busca: Guti y Van der Vaart. Además de toque, según el técnico, aportan pausa y visión. Kaká en cambio coge el balón en los últimos veinte metros y no lo suelta hasta llegar a la portería contraria. Así estaba acostumbrado en el Milan. La vuelta del brasileño es el mayor rompecabezas para Pellegrini. Kaká jugó su último partido el 29 de noviembre en el Camp Nou. Luego trabajó al margen durante un mes y medio para recuperarse de una pubalgia. Van der Vaart ocupó su sitio en la media punta y el Madrid empezó a funcionar en conjunto. Jugó cinco partidos (cuatro de Liga y uno de Champions), ganó cuatro, empató uno y marcó 16 goles. Es decir, una media de 3,2 por partido.

Las ausencias de Sergio Ramos y Lass obligarán a Pellegrini a mover piezas. Presumiblemente Arbeloa se desplazará al lateral derecho y Marcelo se retrasará al izquierdo dejando libre su puesto de interior. Granero o el propio Van der Vaart pueden reemplazarle. O, dada la condición física de Kaká, éste podría rotarse con el holandés en la mediapunta. "Kaká lleva mucho tiempo parado. Los médicos no le han dado un tiempo máximo de minutos pero no está para jugar el partido entero", comentó Pellegrini.

Guti, ausente de una convocatoria desde la derrota en Alcorcón el pasado 27 de octubre, primero por castigo, luego por falta de motivación en los entrenamientos y más tarde por un hematoma en el muslo que ha tardado casi dos meses en curarse, tampoco está para disputar 90 minutos. Pero el técnico le alabó ayer. "Es un jugador importante: su calidad técnica le hace distinto y nos hace distintos", comentó. Quizás sea la última oportunidad para el canterano. El pasado día 5, en el día libre para la plantilla, Guti acudió al entrenamiento voluntario. Una señal importante para alguien que hace dos meses llegó dos horas tarde a una sesión de trabajo con la excusa del cambio de hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de enero de 2010