Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jerez revive las inundaciones

Los vecinos denuncian que el río Guadalete no se limpia desde 1983

Ocurrió en 1969. Se repitió en 1996. Se revive en 2010. El paso de los años y los compromisos institucionales no han evitado una nueva inundación en la zona rural de Jerez. Más de cien personas han sido desalojadas por el desbordamiento del río Guadalete y unas 2.000 siguen en alerta desde Navidad.

En las últimas semanas se ha recogido en la sierra gaditana de Grazalema más de 900 litros por metro cuadrado y en Jerez se han superado los 500. Los pantanos han tenido que desembalsar importantes cantidades de agua que, en buena parte, llegan al Guadalete. El pasado sábado 26 de diciembre la crecida del río inundó varias casas; aún hoy algunos vecinos no han podido retornar a sus viviendas.

"Llevamos aguantando 13 años de promesas y no se ha hecho nada"

Lo peor de la riada se ha vivido en la barriada de Las Pachecas. "Cuando ha bajado el agua es cuando realmente se ha visto todo lo que se ha llevado el río", lamenta Paqui Archidona, representante vecinal.

Paqui ha recorrido la zona de cabo a rabo y asegura que hay familias que lo han perdido todo. La mayoría de los afectados son mayores que, o no se han enterado del aviso de la crecida, o se han confiado demasiado. "No han podido sacar sus enseres a tiempo y han tenido que salir de sus casas con lo puesto", afirma. "Esto ha sido una ruina total. Con sólo echar un vistazo ves muebles y electrodomésticos perdidos, animales muertos. Hay vecinos que también han perdido sus recuerdos. Algunos no han podido recuperar ni sus fotos. El agua las ha borrado", relata.

El desbordamiento del río aún mantiene a cinco familias desalojadas y se calcula que pesarán semanas hasta que puedan regresar a sus hogares, con notables problemas de humedades. Es el caso de Rosario. Su casa sufre los efectos de las inundaciones. El Ayuntamiento la ha realojado en el centro social de la barriada.

En la Greduela, unas 80 personas han estado incomunicadas y alrededor de 60 tuvieron que ser desalojadas. En varias casas se acumularon hasta dos cuartas de agua. La mayoría tuvo tiempo de poner en altura sus pertenencias y sacar lo más valioso. Ellos ya han vuelto a la barriada y claman para que situaciones similares no vuelvan a ocurrir.

En El Portal llueve sobre mojado. Es una de las zonas de Jerez que se inunda con mayor facilidad. Diego Almodóvar, portavoz vecinal, es veterano en el lugar. Ha crecido en el río y denuncia que el cauce no se limpia "desde 1983".

Las Administraciones han anunciado planes para recuperar el Guadalete, que desde hace años está en una situación más que precaria. La suciedad acumulada ha recortado drásticamente su profundidad. De hecho, ha pasado de tener seis metros de altura a un máximo de uno o dos. Incluso en algunos puntos del cauce se acumulan hasta siete metros de cieno.

"Esto está abandonado. Llevamos aguantando 13 años de promesas y no se ha hecho nada. El azud móvil de El Portal [infraestructura que permitirá la salida natural del agua], comprometido tras las últimas inundaciones, debía estar terminado en junio de 2006", espeta Almodóvar.

En la ribera del Guadalete también se añade otro riesgo. Alrededor del 70% de los habitantes de la zona rural de Jerez alertada por el desbordamiento vive en zona inundable. Además, muchas de las casas son ilegales. Son viviendas que tienen más de 100 años de antigüedad. Algunas empezaron como apeaderos de ganado.

En el campo también se hace recuento. Se han inundado explotaciones de hortícolas al completo, buena parte del olivar, así como cereales de invierno, remolacha y cítricos.

Esta riada ya ha pasado sin que haya que lamentar daños personales. Los vecinos vuelven a exigir que las instituciones actúen con la construcción de las infraestructuras necesarias y con la limpieza "urgente" del cauce para evitar un nuevo desbordamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de enero de 2010