Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carpetazo al escándalo de la contrata de basuras de Xàbia

El juez archiva la denuncia que efectuaron los socialistas

Carpetazo judicial al escándalo de la contrata de la basura de Xàbia. Tres años después, el juzgado número 4 de Dénia ha archivado la denuncia del PSPV que permitió a principios de 2007 imputar por presuntos delitos de cohecho y malversación de caudales públicos a dos altos directivos de la mercantil Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). Ambos estaban acusados de intentar sobornar a varios concejales del Ayuntamiento de Xàbia para obtener la adjudicación de la contrata del servicio de basuras, valorada en cuarenta millones de euros. En el auto dictado el pasado mes de diciembre, la juez atiende un escrito del Ministerio Fiscal que en julio de 2009 ya solicitó el "sobreseimiento provisional de la causa por no haber quedado debidamente justificada la perpetración del delito".

El juez entiende que no se ha probado suficientemente la comisión del delito

Con esta decisión judicial, después de tan larga investigación, concluye uno de los mayores escándalos de la pasada legislatura en Xàbia. El caso estalló cuando el 25 de noviembre de 2006 el entonces concejal socialista Pascual Codina y el asesor de esta fuerza política José Luis Matilla grabaron, en colaboración con la Guardia Civil y detectives privados, una conversación durante la cena que compartieron con los dos cargos del FCC. En ella, los dos contratistas aseguraron que en la comisión municipal que debía designar a la nueva adjudicataria ya tenían asegurados los votos del PP y del grupo independiente Ciudadanos de Jávea a cambio de pagar 150.000 euros a cada uno de los dos partidos, entonces en la oposición. Al término del ágape, también habrían ofrecido otros 300.000 euros a los socialistas, quienes entonces gobernaban en coalición con el Bloc.

Contra el archivo cabe recurso. Ayer, el portavoz del PSPV, José Chulvi, declinó pronunciarse sobre esta posibilidad, toda vez que el partido no ha recibido comunicación oficial del dictamen judicial.

El caso también salpicó a la empresa adjudicataria del contrato, la firma Cespa, con cuyos directivos los socialistas mantuvieron una segunda reunión el 19 de diciembre de 2006. Ese encuentro también fue grabado y denunciado ante el juzgado después de que los representantes de Cespa aseguraran a los miembros del PSPV que "cuando llegue la campaña electoral, ahí estará Cespa".

La presunta trama enturbió además el pacto de gobierno que entonces mantenían los socialistas con el Bloc, toda vez que los nacionalistas, con el alcalde Eduardo Monfort a la cabeza, se mostraron a favor de adjudicar el servicio a Cespa y, en cambio, el PSPV apostaba por anular el proceso. Ahora, el Bloc gobierna con el PP. El portavoz nacionalista, Vicent Chorro, declaró ayer que "lo hicieron [los denunciantes] sólo por interés electoral pero con su actitud envolvieron a Xàbia de una injustificada atmósfera de corrupción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de enero de 2010

Fe de errores
Por error se informaba en esta noticia de que la empresa adjudicataria del contrato era Cepsa cuando en realidad era Cespa.