Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AVA denuncia la pasividad gubernamental ante dos plagas

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) lamenta la "pasividad tanto de la Comisión Europea como del Gobierno español" ante la amenaza de que la Mancha negra o el Greening, dos de las "más peligrosas plagas del mundo", puedan afectar a la citricultura española.

AVA considera preocupantes los 94 rechazos fitosanitarios de partidas de cítricos importados que se han producido en la Unión Europea durante el pasado año. De esa cifra, 71 se produjeron como consecuencia de la Mancha negra, un hongo que ennegrece las hojas de los naranjos y la cáscara de la fruta.

España y Europa no disponen tampoco de ningún tipo de protocolo de actuación ante el Greening, una bacteria que destroza el árbol y que, según AVA, ha puesto "contra las cuerdas a casi toda América, incluidas zonas productoras de vanguardia como las de California o Florida". La alarma del sindicato agrario se produce tras la detección en Canarias del insecto que transmite el Greening.

AVA cree que las autoridades agrícolas están "jugando con fuego" y recuerda que en enero los científicos de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria les dieron la razón. "Confirmaron que la amenaza era cierta, que los controles fallan y que la Mancha negra se puede aclimatar perfectamente a nuestras tierras y ahora es la propia estadística europea la que también obliga a tomar medidas, pero aquí nadie se da por aludido". El presidente de AVA, Cristóbal Aguado, alertó de que si el Greening logra asentarse, la "citricultura desaparecería en sólo unos años", como atestiguaría "un informe sobre el Huanglongbing (HLB, otra denominación del Greening) del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de enero de 2010