Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Un pacto social por el empleo

Aguirre precipita un pacto social tras un año sin reunirse con los sindicatos

Se invertirán 4.000 millones hasta 2012 en industria e innovación tecnológica

El objetivo se ha cumplido: la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, consiguió ayer hacerse la foto que refleja el pacto social -junto a los sindicatos UGT y CC OO y la organización empresarial CEIM- antes que el presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, su gran adversario político, a cuyo Gobierno le puso por la tarde como nota de gestión en 2009 un 2 ("un suspenso bajo").

Justo cuando estaba a punto de cumplirse un año sin que el Ejecutivo de Aguirre se reuniera con los sindicatos (el último encuentro fue el pasado enero), y pese a que, en plena crisis, éstos reclamaran insistentemente la necesidad de un pacto por el empleo, la presidenta regional por fin precipitó el acuerdo. Un pacto que cierra 2009, también marcado por los enfrentamientos entre el Gobierno regional y los sindicatos de clase, el último de los cuales fue la vinculación por Telemadrid de la gran manifestación por el empleo del 12 de diciembre con las concentraciones franquistas.

Lo firmado se traduce en dos planes para la industria y el desarrollo tecnológico de casi 4.000 millones entre 2010 y 2012. Y fue rubricado por los secretarios generales de CC OO, Javier López; y de UGT, José Ricardo Martínez, quienes se aprestaron a acudir a Sol, por no perder la ocasión, pese a que el acuerdo "llega tarde" para una situación de crisis, en la que Madrid ha perdido casi 500.000 empleos. Ambos recordaron que el "diálogo social" es la única manera de resolver los problemas económicos de la región.

"Ya no podíamos firmar un plan sólo político", destacó Martínez. "No debe ser el último acuerdo", espetó López. También acudió el presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández, que se deshizo en elogios a Aguirre y su Gobierno de "business friendly" (amigable con los negocios). "Enhorabuena a todos nosotros", zanjó.

El primero de los dos planes acordados ayer, el de Fomento e Impulso de la Industria de la Comunidad de Madrid (FICAM), consiste en un paquete de 892 millones de euros de inversión, destinados a "mejorar la competitividad en la industria, potenciar el tejido industrial, atraer inversiones y fomentar la internacionalización de las empresas madrileñas", en palabras de la presidenta regional, Esperanza Aguirre.

El segundo, el Plan Regional de Investigación, Desarrollo e Innovación (PRIDI), es más ambicioso, pues destinará 3.000 millones de euros, según dijo Aguirre, a "mejorar la transferencia del conocimiento de los científicos a las empresas, potenciar el capital humano, impulsar la innovación en las compañías y apoyar la creación de firmas innovadoras".

Sólo en 2010, el primero prevé invertir 904 millones de euros, mientras que el segundo gastará 323 millones de euros. Según Aguirre, estas partidas están ya contempladas en los presupuestos del próximo año. "Repartidas en el programa de investigación de las consejerías de Educación, Sanidad y Economía", afirmó.

La presidenta regional, que agradeció a los agentes sociales haber renunciado a "algunos dogmatismos", se felicitó también por el acuerdo alcanzado. "Garantiza que aquí hay voluntad conjunta de salir de la crisis, de seguir remando, por muy duras que sean las corrientes, para llegar al otro lado del río y salir cuanto antes del túnel", afirmó la presidenta, que concluyó: "Transmite a la sociedad madrileña la principal obligación de un Gobierno, que es generar confianza".

Más recelo mostró la oposición con la firma del pacto. El portavoz de IU en la Asamblea, Gregorio Gordo, pidió que no sea "un punto de llegada, sino un hito más en el camino por la lucha contra la crisis". "Esperamos que se cumpla", advirtió.

En la misma línea, la portavoz socialista, Maru Menéndez -que no acudió al acto por una cuestión de agenda, pues se retrasó un día a petición de la presidenta regional-, aseguró que estará muy vigilante para que se cumpla el pacto. "Estamos acostumbrados a que Aguirre se haga fotos y luego no cumpla sus compromisos", afirmó. La portavoz socialista también recalcó que el pacto "llega tarde y con limitaciones" y aseguró que los presupuestos regionales no reflejan la inversión prevista por el PRIDI para investigación y desarrollo. Los socialistas calcularon en 170 millones de euros el monto total que destinan a innovación las cuentas regionales.

Tanto Gordo como Menéndez recordaron que Aguirre ha cuestionado reiteradamente la actuación de los sindicatos. "Espero que el pacto sirva para frenar las descalificaciones permanentes a las organizaciones sindicales y suponga el cese de la agresión", apuntó la portavoz socialista.

La última vez fue el pasado 9 de diciembre, cuando Aguirre dijo: "Los liberados sindicales son un anacronismo y un escándalo". Pero las peleas las ha mantenido en diferentes sectores del ámbito público. Telemadrid ha sido otro escenario de pugna permanente, por los derechos laborales y por cuestiones deon-tológicas. Los sindicatos, que han mantenido varias huelgas, vieron el pasado lunes cómo el Tribunal Superior de Justicia les daba la razón y obliga a la empresa pública a negociar un consejo y un estatuto de redacción.

Ayer, preguntada por esta cuestión en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, la presidenta se mantuvo en sus trece: "Sigo manteniendo esa teoría. Es un anacronismo en tiempos de crisis. Pero lo importante son los 3.800 millones de euros que vamos a destinar" al fomento del empleo.

El pacto en cifras

- 3.000 millones para

el plan PRIDI. Se trata de fomentar la investigación,

el desarrollo y la innovación con una inversión de 3.000 millones en tres años.

- Esfuerzo de los empresarios. Añadirán a ese plan otros 5.500 millones de euros. Son 8.500 en total.

- El plan FICAM. Para impulsar la industria cuenta con 892 millones hasta 2012.

- Vigilancia de la inversión. Dos comisiones de trabajo sectoriales vigilarán que se cumplan los planes PRIDI y FICAM.

- 80.000 empleos. El objetivo es crear 80.000 empleos (30.000 directos

y 50.000 indirectos) de alta cualificación.

- 902 millones en los presupuestos. Las cuentas de 2010 ya contemplan

902 millones para I+D+i y

323 millones para la industria.

- 536 ERE. La Comunidad de Madrid ha abierto 536 expedientes de regulación de empleo, que afectan a 26.000 trabajadores.

- El peso de la industria. El valor añadido bruto (VAB) de la Comunidad de Madrid en toda España es 11,79%. El de Cataluña alcanza el 25% del total.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de diciembre de 2009

Más información