Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps acepta liderar el cambio de modelo que plantea la patronal

La CEV entrega 'Objetivo: competitividad' al presidente y su equipo económico

Francisco Camps, presidente de la Generalitat, aseguró ayer sentirse "orgulloso" de que los responsables de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) le encomendaran el liderazgo del tránsito de la economía valenciana hacia un nuevo modelo productivo más sostenible y más flexible.

Camps acudió por tercera vez desde que es presidente a la sede de la patronal de Valencia acompañado de Vicente Rambla y Gerardo Camps, vicepresidentes y responsables de Industria y Economía, respectivamente.

José Vicente González, presidente de la CEV, entregó formalmente al presidente el documento Objetivo: competitividad, una invitación a la reflexión a todos los agentes sociales sobre el necesario tránsito hacia un modelo económico a medio largo y plazo. A continuación, Camps y sus dos vicepresidentes con responsabilidades económicas compartieron mantel con la ejecutiva de la patronal provincial de Valencia.

"Se ha tomado el documento en serio, estaba muy receptivo"

Varios comensales expresaron su satisfacción por la buena acogida que Camps dispensó al documento. Hace apenas dos semanas, cuando la cúpula de la Asociación Valenciana de Empresarios le entregó un trabajo paralelo, Camps lo trasladó directamente a Vicente Rambla.

Ayer había preparado mejor la escena. "Se lo ha tomado en serio", comentó un dirigente patronal. "Le ha parecido muy bien", apuntó otro. "Ha estado contemporizador", dijo un tercero, destilando un escepticismo que era generalizado.

Objetivo: competitividad plantea un gran acuerdo que involucre a patronales, sindicatos, administraciones públicas y a todos los agentes sociales y partidos políticos. Francisco Camps ha negado el pan y la sal a los socialistas valencianos y todos los partidos de la oposición desde que estalló el caso Gürtel.

El presidente de la patronal defendió un trabajo que ha sido elaborado a lo largo de cinco meses con la cooperación de la universidad pero, sobre todo, de las distintas federaciones patronales a partir de las experiencias reales de sus problemas reales.

Según el relato de algunos de los presentes, el presidente de la Generalitat calificó el documento como "realista" porque no plantea una ruptura con los sectores que han sido motor de la economía valenciana.

José Vicente González invitó al presidente a asumir el liderazgo de esas reflexiones "abiertas" que deberían culminar en algún plan de trabajo, una propuesta que defina quién, cómo, dónde y cuándo actuar y, sobre todo, cuánto va a costar y quién lo va a pagar.

Camps concedió que ha pasado "un año muy difícil" pero acogió entusiasta la propuesta de encabezar el diálogo social que propugna la patronal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de diciembre de 2009