Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós al modelo de estabilidad

Susan Sarandon y Tim Robbins admiten que rompieron en verano

Han estado juntos contra vientos y mareas, apoyándose uno a otro en las labores familiares, artísticas y de compromiso ideológico. Susan Sarandon y Tim Robbins eran una de las parejas más admiradas de Hollywood -aunque residen en Nueva York- y, sin casarse, llevaban 23 años de vida en común, tiempo en el que han tenido dos hijos. Más aún, parecían los iniciadores de una moda que ahora marca tendencia en el famoseo estadounidense: el de las parejas compuestas por una mujer madura y un chico más joven; entre Sarandon y Robbins hay una diferencia de edad de 12 años (él tiene 51 frente a los 63 de ella).

Pero al final, Ted Cannady, el representante de la actriz, anunció el final de la relación a través de la revista People en un escueto comunicado. Tras los primeros momentos de desconcierto, han ido surgiendo algunos detalles -muy pocos- durante los últimos dos días. Por ejemplo, que en realidad ya llevaban vidas separadas desde el pasado verano. Atrás quedan un listado de trabajos bien por separado bien en común que habían convertido a la pareja en un referente artístico.

Ambos han logrado mantener el secreto de la ruptura hasta hace tres días

La actriz logró el Oscar con 'Pena de muerte', dirigida por Robbins

Sarandon y Robbins se conocieron en el rodaje de Los Búfalos de Durham, comedia deportiva en la que el personaje femenino (Sarandon) prefería a un jugador de béisbol más veterano (Kevin Costner) en detrimento de un zangolotino juvenil (Robbins). Desde su romance se convirtieron en inseparables. Bajo la dirección de Robbins, la intérprete logró su único Oscar con su encarnación de la monja Helen Prejean en Pena de muerte (Dead man walking) (1995). Sarandon también apareció en el reparto de las otras dos películas dirigidas por Robbins: Ciudadano Bob Roberts (1992) y ¡Abajo el telón! (1999). Mientras, él ha distanciado más sus apariciones en la gran pantalla -aun así, ganó el Oscar al mejor secundario en Mystic river y participado en filmes como El juego de Hollywood, Vidas cruzadas, Alta fidelidad, Cadena perpetua, Arlington Road o La guerra de los mundos-, para apostar por su carrera como director teatral con su compañía The Actors Gang, radicada en Los Ángeles. Susan Sarandon ha seguido trabajando constantemente en el cine: la actriz aparece en la última película de Peter Jackson, The lovely bones, y acaba de finalizar el rodaje de Wall Street 2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de diciembre de 2009