Reportaje:Primer plano

Ideas para batir el mercado

Los analistas apuestan por una gestión activa en 2010

Nadie tiene una bola de cristal para anticipar el futuro. Como decía Karl Popper, "predecir el nacimiento de la rueda es inventarla". Por tanto, componer una cartera de renta variable a un año vista es una tarea complicada. Los analistas eligen los valores en función de una serie de previsiones macroeconómicas y empresariales que como tales pueden cumplirse, o no. Las dificultades a la hora de acertar aumentan en un momento como el actual, donde la incipiente recuperación económica puede tornarse de nuevo en recesión a poco que el viento cambie de dirección.

Teniendo en cuenta estas premisas, Negocios ha pedido a 12 sociedades de Bolsa españolas que configuren una cartera de acciones con la que afrontar con ciertas garantías de rentabilidad el año 2010. Al repasar las apuestas de los expertos llama la atención la gran dispersión de sus elecciones: hasta 39 compañías son incluidas en alguna de las carteras. Otra característica de las estrategias de inversión propuestas es su marcado carácter defensivo. La mayoría de los analistas se inclina por compañías con alta recurrencia en sus ingresos, sin excesiva deuda y con una aceptable retribución a sus accionistas.

Aparte de los grandes valores gustan BME, OHL, REE y Grifols

La tercera conclusión es que el próximo ejercicio será un año donde probablemente no todos los valores obtengan revalorizaciones, como sí ha ocurrido en mayor o menor medida desde el rebote iniciado en marzo pasado. Esta situación lleva a primar una gestión activa en detrimento de políticas de inversión más pasivas o de seguimiento a los índices. Es cierto que los tres valores que más se repiten en las carteras son los tres que más pesan en la Bolsa (

Telefónica, Banco Santander y BBVA). Sin embargo, su presencia, salvo en el caso de la operadora que está en 11 de las 12 carteras, no tiene tanta representatividad como la que tienen estas compañías en el índice Ibex 35. Se impone por tanto el stock picking o selección de valores. Las compañías que más se repiten entre las apuestas de los analistas, aparte de los tres blue chips ya mencionados, son:

BME, OHL, REE, Grifols, Iberdrola, Iberdrola Renovables, Técnicas Reunidas e Indra.

¿Cuáles son las razones que gustan a los expertos para elegir a las compañías que aparecen en cinco o más carteras? "Telefónica nos gusta porque siempre consigue cumplir sus objetivos, por su atractiva rentabilidad por dividendo y generación de caja", según Self Bank. En el caso de Banco Santander, desde Renta 4 destacan su "exposición a Brasil y el Reino Unido, el hecho de que su negocio está orientado a la financiación al consumo y su posición de ventaja en futuros procesos de concentración". Los expertos de Cortal Consors explican que aunque siguen viendo riesgos en el sector financiero, les gusta BBVA porque "aún cotiza a ratios atractivos" por sus buenos ratios de capital y morosidad. Por lo que se refieren a BME, Caja Madrid Bolsa resalta su "solidez de resultados y rentabilidad por dividendo", así como las perspectivas de mejora en los volúmenes de contratación bursátil. A esta casa de Bolsa también le gusta OHL "por su infravaloración y presencia en concesiones y países emergentes". Por su parte, Grifols es visto por Self Bank como un valor "de carácter defensivo". Estos analistas también apuestan por REE: "Tiene aún buen potencial y previsión de crecimiento de beneficios". -

Ahorro Corporación. Una apuesta agresiva

La subida bursátil desde marzo no ha hecho sino corregir los excesos bajistas causados por los temores a una depresión mundial, según Marisa Mazo, directora de estrategia y análisis de Ahorro Corporación. "La renta variable es el mercado financiero que ofrece el mayor valor. La normalización del riesgo, junto con el fin del proceso de revisiones bajistas de estimaciones y una valoración contenida justifican un potencial alcista para el próximo año". Ahorro Corporación elige para 2010 una cartera "agresiva" compuesta por Telefónica y Santander, "por su exposición a Latinoamérica"; ArcelorMittal, "por su vinculación a las materias primas", y

Ferrovial, "por la mejora de su liquidez y solvencia". Entre las compañías de menor tamaño su favorita es CAF.

Banesto Bolsa. Un año de más a menos

Banesto Bolsa ve recorrido en el mercado, pero este potencial prevén que se concentre en el primer trimestre del año debido a la fuerte liquidez existente, que debería canalizarse hacia la renta variable, y a que el flujo de noticias durante 2010 irá de mejor a peor. No piensan que los resultados empresariales del primer trimestre decepcionen, pero sí creen que el temor a las subidas de tipos ganará peso a media que avance el año. "A partir de marzo o abril, la selección de valores será clave. Intentaremos evitar compañías con riesgo de ampliación de capital, recorte de dividendos o rebajas en sus inversiones y buscar empresas con visibilidad de resultados, algo que vendrá sobre todo de la exposición exterior", según José Luis Barrera, director de análisis.

-

Banco Sabadell. Cíclicos y defensivos

Desde Banco Sabadell esperan subidas en Bolsa como mínimo hasta mayo próximo. "Luego la clave serán los resultados empresariales y la retirada progresiva de los estímulos económicos", según Nicolás Fernández, director de análisis. El retrato robot de empresas que gustan al Sabadell son valores de alta capitalización, con balances saneados y sin problemas de refinanciación. "Sin embargo sería un error centrarse sólo en valores defensivos. Hay que tener también exposición a empresas cíclicas, principalmente industriales, para aprovechar la recuperación". Fernández cree que la economía española seguirá rezagada, pero confía en que Latinoamérica permita al Ibex seguir al resto de índices bursátiles.

Inversis. Las opas como motor

Inversis mantiene su optimismo respecto a la renta variable, especialmente la estadounidense. Sus expertos esperan un mejor comportamiento de la Bolsa en el primer semestre y creen que para el inversor será un año de clara gestión activa (selección de valores). La selección de compañías para 2010 se ha centrado en varios factores: que parte de las ventas esté expuesta a la demanda de países emergentes; probabilidades de que se produzcan movimientos de concentración en su sector y que tengan un perfil de negocio que se vea favorecido por una recuperación del ciclo económico. "La fuerte liquidez y baja deuda de algunas compañías puede provocar un resurgir de las fusiones y adquisiciones", recuerdan.

Inverseguros. El tamaño no importa

El año 2010 es visto por Inverseguros con muchas incertidumbres, aunque son "moderadamente optimistas" en términos de potencial para la Bolsa. Alberto Roldán, director de análisis, explica que el escenario económico es muy débil en cuanto a recuperación y eso será visible en el crecimiento de los beneficios empresariales. "Las Bolsas no están tan baratas como muchos creen". El criterio que han seguido para confeccionar su cartera es sobreponderar el sector de utilities y los valores industriales. Aconsejan no estar indexados forzosamente a los grandes valores del mercado. "Es una cartera equilibrada y barata, pues estamos pagando cinco veces el flujo de caja con una rentabilidad por dividendo del 4%".

GVC Gaesco. El gancho de Telefónica

GVC Gaesco apuesta por una cartera diversificada para afrontar el ejercicio 2010. El valor que más pesa en esta cartera es Telefónica. "Los altos flujos de caja que ha obtenido la operadora en los últimos años y la fortaleza que ha demostrado en los años de crisis económica nos dan una visión optimista sobre el valor", explica Josep Monsó. El otro gran valor por capitalización bursátil que integra la cartera de GVC Gaesco es BBVA. "Nos gusta la elevada diversificación geográfica, la mejora en la posición de capital y su capacidad para generar beneficios de forma recurrente". El resto de apuestas son compañías de tamaño medio y pequeño, incluyendo dos valores que no forman parte del Ibex 35 como son Catalana Occidente y Duro Felguera.

Cortal Consors. Exceso de optimismo

Cortal Consors cree que es bueno enfriar la euforia. "Las expectativas de crecimiento de consenso empiezan a ser demasiado optimistas, principalmente para la recta final de 2010", advierte su analista Óscar Germade. A ello, esta casa de Bolsa añade que las valoraciones bursátiles, tanto en Europa como en Estados Unidos, "se encuentran por encima de sus medias históricas", lo que no cuadra con un escenario de crecimiento económico por debajo del potencial para los próximos años. "Hemos tratado de escoger para nuestra cartera valores que sumen una correlación diferente de la del Ibex y que sobre todo cumplan dos requisitos básicos: posición de deuda controlada y alta diversificación geográfica en sus ingresos".

Consulnor. Diversificar el riesgo

Alberto Morillo, analista de Consulnor, señala que los argumentos que apoyan el rebote de las Bolsas siguen vigentes: buenos resultados empresariales, valoración razonable ("que no barata"), recuperación económica y tipos de interés bajos. "Para el conjunto del año recomendamos una cartera diversificada, que combine crecimiento con una valoración atractiva", señala. "Para el comienzo del año recomendamos mayor exposición a compañías cíclicas, para ir rotando a sectores más defensivos según avance el año". Consulnor da por confirmada la recuperación económica, impulsada principalmente por los programas de estímulo, pero advierte que el crecimiento económico en 2010 "seguirá por debajo del potencial".

Caja Madrid Bolsa. Preservar el capital

Los expertos de Caja Madrid Bolsa ven el mercado con potencial pero con volatilidad y "alguna toma de beneficios importante" en algún punto del año. Dado que no se puede descartar que el escenario final sea más negativo al previsto inicialmente, Víctor Peiró, jefe de análisis, recuerda que el objetivo de preservación de capital "debe seguir ocupando un lugar importante en la estrategia". Entre los criterios para elegir su cartera, Caja Madrid destaca los siguientes: compañías con exposición a países emergentes; flexibilidad en sus inversiones, multiplicadores por debajo de su media histórica, rentabilidad por dividendo "segura y atractiva" y estimaciones de beneficios del consenso de mercado conservadoras "con posibilidad de revisión al alza".

Self Bank. Prudencia tras el rebote

Victoria Torres, responsable de análisis de Self Bank, advierte que los mercados han subido de una manera muy vertical y muy rápida, y en mayor medida que los beneficios empresariales, "lo cual podría dar lugar a recortes si no mejoran mucho las ganancias corporativas en los siguientes meses". En este contexto, desde Self Bank apuestan por una cartera corta en valores y con un perfil defensivo, es decir, con ingresos recurrentes y buena remuneración a los accionistas. "Aunque la recuperación económica ha empezado, todavía es incierta, y cualquier noticia peor de lo esperado o imprevista puede provocar un revés significativo en los mercados". Un ejemplo de esta volatilidad es la reacción de los mercados tras los problemas de Dubai World.

Renta 4. Extremar la selección

"Apreciamos valor en las Bolsas con una visión a medio plazo. 2010 será un año no exento de volatilidad, propiciada por ruidos como los vividos en Dubai y Grecia, y por la retirada de los estímulos económicos", señala Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4. Desde esta sociedad de Bolsa recomiendan invertir en renta variable, pero extremando la selección de valores. "Es decir, un stock picking con sesgo defensivo", explica Aguirre. En su opinión, la ausencia de alternativas favorece a la Bolsa pero teniendo en cuenta que en 2009 ésta ha tenido un comportamiento muy dispar: "Compañías cíclicas y financieras han subido al menos el doble que los valores defensivos". Sus sectores favoritos son telecomunicaciones, eléctricas y petroleras.

Link Securities. Tácticas de defensa

"Escenario complejo". Así define Juan José Fernández-Figares, jefe de análisis de Link Securities, el panorama que se presenta para el inversor en 2010. Y es que en función de cómo se comporten una serie de variables, la economía mundial puede seguir la senda de la recuperación o volver a entrar en recesión. "Nuestra estrategia de inversión pasa por mantener una cartera con no más del 50% en renta variable", explica. Para su cartera, Link ha elegido valores que tienen una elevada visibilidad es sus resultados, con una fortaleza en su balance, alta rentabilidad por dividendo, multiplicadores bursátiles atractivos en términos históricos y relativos, "y suficiente liquidez en Bolsa".

Sobre la firma

David Fernández

Es el jefe de sección de Negocios. Es licenciado en Ciencias de la Información y tiene un máster en periodismo por EL PAÍS-UAM. Inició su carrera en Cinco Días y desde 2006 trabaja en EL PAÍS, donde se ha especializado en temas financieros. Ha ganado los premios de periodismo económico de la CNMV, Citigroup, Aecoc y APD.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS