Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ola de frío pone en alerta a 51 provincias

El temporal azota especialmente a Navarra, Castilla y León, Asturias y Cantabria

Eran las nueve de la mañana, había cinco grados bajo cero y no se veía ayer ni a un alma en el centro de Molina de Aragón, un pueblo de Guadalajara con fama de ser uno de los más fríos de España. La gente se resguardaba en sus casas de piedra o en los bares, y ni siquiera los vecinos de origen marroquí, que suelen charlar en corro en la calle del Carmen, cerca de un local habilitado como mezquita, se atrevían a pisar la calle. La ola de frío polar que recorre el país, con temperaturas de 20 grados bajo cero en ciertas zonas, ha obligado a cortar carreteras, ha dejado nevadas al nivel del mar y ha provocado intensas heladas. Este fin de semana, 51 provincias permanecen en alerta.

Manuel Marchán, indigente de 49 años, muere de frío en Almendralejo

Las zonas más afectadas por el mal tiempo son Asturias, Cantabria, sur de Navarra y norte de Castilla y León. La alerta roja, la de riesgo extremo, se activó concretamente en cinco provincias: se podía llegar en ellas a los 17 grados bajo cero. Y de eso saben mucho en Molina de Aragón, una localidad de 4.200 habitantes que en el año 1952 alcanzó -28 grados. Jesús Herranz, concejal, explica que el tiempo es un tema habitual aquí, por donde pasea gente con bufanda, gorro y grandes chaquetones de cazador. Por las mañanas, durante toda esta semana, han llegado a los 13 bajo cero. Para Herranz, el sambenito de alcanzar las temperaturas más bajas -algo discutido por meteorólogos y gente de otros pueblos- no renta. "¿Quién quiere morirse de frío?", se pregunta, y añade que los vecinos están tan acostumbrados que soportan mucho peor el calor.

El frío se extiende además por toda la Península y Mallorca, donde también se producen heladas. La cota de nieve, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología, se sitúa de 400 a 800 metros en el noreste. En Ciudad Real se activó la alerta, pues se espera una acumulación de cinco centímetros de nieve. La lluvia, por su parte, afecta al sur de Extremadura y Andalucía.

En las capitales, las temperaturas máximas son excepcionalmente bajas. Madrid ronda entre los cero grados y los -10, Burgos entre -3 y -13, Soria oscila de -2 a -10, y León de -4 a -12. El temporal amargó también la circulación de las carreteras: 18 de ellas permanecían cortadas ayer tarde, la mayoría de la red secundaria.

Protección Civil recomienda llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio a los que salgan a la calle. Nada de eso tenía Manuel Marchán Álvarez, un hombre de 49 años que vivía en la indigencia, acompañado siempre de un cartón de vino, en un céntrico parque de Almendralejo (Badajoz). El lunes apareció muerto por hipotermia en una nave abandonada de su propiedad. Ayuntamientos y organizaciones trabajan para dar resguardo y un plato caliente a los sin techo. Con Manuel no dio tiempo. La ola de frío se lo llevó por delante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 2009