Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alejamiento de sus hijos a una juez ingresada en el psiquiátrico

El Juzgado de Instrucción 2 de Sevilla acordó el pasado sábado que una magistrada fuera internada en un centro psiquiátrico tras haber intentado quitarse la vida y además facilitara supuestamente un fármaco ansiolítico a su hija, de 8 años. Ambas ingresaron en el Hospital Virgen Macarena, según informó ayer Diario de Sevilla, y la policía investiga ahora el suceso.

El juzgado que investiga los hechos ha impuesto una orden de alejamiento a la juez sobre sus dos hijos, que han quedado bajo el cuidado de su padre. El suceso ocurrió la noche del pasado jueves, cuando la magistrada M. J. B. ingirió en su casa diversos medicamentos en un aparente intento de autolisis, según los primeros indicios. La investigación apunta a que la juez no sólo intentó quitarse la vida, sino que presuntamente habría administrado a su hija de ocho años un fármaco con propiedades ansiolíticas.

Internamiento

La magistrada prestó declaración el pasado sábado ante la juez del caso cuando aún seguía hospitalizada, y a continuación la instructora decretó su internamiento involuntario en el psiquiátrico, según confirmaron anoche fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Estas fuentes explicaron que la juez que investiga el suceso ha impuesto a la juez una orden de alejamiento sobre la hija de ocho años y a su hermano, de los cuales deberá permanecer alejada la juez. Se desconocen las causas que la llevaron a intentar quitarse la vida. Asimismo, la investigación aún no ha concretado la supuesta infracción penal que se le podría atribuir a la magistrada, protagonista del suceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de diciembre de 2009