Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal recrimina a la Comunidad el retraso en aportar datos de contaminación

El fiscal considera que la contaminación de la capital es preocupante La Consejería tarda dos meses en entregar los datos requeridos por el ministerio fiscal

Al fiscal de Medio Ambiente se le acaba la paciencia. Hace justo una semana remitió a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid un escrito en el que le reprochaba que aún no le haya facilitado datos de la contaminación ambiental de la capital. Antonio Vercher, el fiscal coordinador de Medio Ambiente, ha afeado al Gobierno regional por no atender el requerimiento de cifras que le envió el pasado 16 de octubre, cuando inició una investigación por "la importante superación de los índices de contaminación existentes en la capital".

Ahora Vercher reclama que se "remita toda la información solicitada con la mayor premura, permitiendo de este modo que la investigación abierta al respecto se pueda llevar a cabo de manera eficaz y sin obstáculos innecesarios". El informe que el fiscal acompaña al requerimiento de la semana pasada sostiene que "la contaminación en Madrid se presenta como un problema no resuelto".

Octubre ha sido el peor mes en lo que va de año, según el informe del fiscal

El fiscal inició el procedimiento hace un par de meses tras recibir "diversas denuncias sobre la mala calidad del aire en la capital". Comprobó los índices de contaminación entre enero y junio de este año y concluyó que "en los meses previos al verano hay una notable serie de días en los que los picos de los contaminantes superaban los valores máximos admisibles". Vercher se refería a la alta concentración de partículas en suspensión (PM10), dióxido de nitrógeno (NO2) y ozono troposférico (O3) en el cielo de Madrid, que agravan los problemas respiratorios. Por eso abrió diligencias informativas para iniciar una investigación y corroborar los datos denunciados. El fiscal se dirigió a la Comunidad, que tiene las competencias medioambientales, para reclamarle información.El fiscal de Medio Ambiente, Antonio Vercher, quería datos sobre los planes, iniciativas adoptadas cuando la contaminación se ha agravado. Pero no ha obtenido ninguna respuesta.

Desde la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno regional aseguraron ayer que a lo largo del día habían enviado la información requerida por el fiscal. Un portavoz de la consejería justifica que el requerimiento que envió el fiscal en octubre no fijaba plazo para entregar la documentación. "No han pasado ni dos meses", argumenta. El portavoz añade que remitirán a Vercher información detallada con los planes que se han elaborado para mejorar la calidad del aire. Además, insisten desde la consejería, se explicará al fiscal por qué los datos "parecen alarmistas, aunque no lo son tanto". Y concluyen: "La situación es mejorable, pero estamos trabajando para mejorarla".

Desde que comenzó la investigación, la fiscalía ha aprovechado para actualizar los datos de contaminación de Madrid (procedentes de las estaciones medidoras), que en octubre se limitaban a los del primer semestre. En su último informe ha añadido los registros de julio, agosto, septiembre y octubre. El resultado: "No ha sido ninguna sorpresa confirmar que en estos meses hemos obtenido la misma tendencia [que en meses anteriores]. Es decir, un importante número de veces se han superado los valores máximos admisibles".

El documento realizado por el ministerio público asegura que "en los últimos cuatro meses, en general, los registros obtenidos se han mantenido muy elevados". Asimismo, pone de manifiesto que "las tendencias para partículas en suspensión y dióxido de nitrógeno muestran una tendencia creciente, sin apreciarse una disminución consolidada".

Este informe de la fiscalía supone un importante mazazo para los responsables políticos, que alardean de la mejora de la calidad del aire en la ciudad. La concejal de Medio Ambiente municipal, Ana Botella, ha asegurado en repetidas ocasiones que el próximo año Madrid cumplirá con todos los requisitos ambientales que establece la Unión Europea. Botella ha ignorado las acusaciones de Ecologistas en Acción y los grupos de la oposición (PSOE e IU) por la suciedad del cielo de la capital.

Para mejorar los datos, el Consistorio madrileño ha elaborado un plan en el que reduce las estaciones de medición de elementos contaminantes. Con este proyecto elimina las estaciones que registran niveles más elevados (en Gregorio Marañón, Luca de Tena, paseo de Recoletos) y establece otras en parques alejados del centro urbano.

El informe de la fiscalía, con los datos actualizados hasta el mes de octubre, desvela una coincidencia de los días con mayor concentración de partículas en suspensión (se superaron los límites 90 días) y dióxido de nitrógeno (99 días), "lo cual muestra su estrecha relación con las emisiones por tráfico rodado". El fiscal considera que buena parte de la polución responde al denso tráfico de la ciudad. Además, tras incorporar los datos de la polución hasta octubre, se puede concluir que uno de cada cuatro días del año se han superado los niveles máximos permitidos de partículas en suspensión o dióxido de nitrógeno. Por eso, el fiscal subraya: "El nivel de exposición a los contaminantes es un fenómeno sostenido y prolongado".

Tras analizar las cifras de los 10 primeros meses del año, la Fiscalía de Medio Ambiente señala que octubre es el periodo en el que más días se han superado los niveles máximos. El documento elaborado por el departamento de Vercher indica que en lo que va de año ha habido 17 días de contaminación "muy grave" por partículas en suspensión y dióxido de nitrógeno. Ocho de ellos se produjeron en octubre. En este mes, además, el nivel de dióxido de nitrógeno superó en 23 ocasiones el máximo legal (42 microgramos por metro cúbico). El pasado 29 de octubre el aire de Madrid llegó a marcar 97 microgramos.José Manuel Berzal, presidente del distrito, fue quien se acordó de Manuel Cobo. Mandó un saludo "a una persona que siempre ha asistido a las cenas y actos de Latina, a una persona muy cercana al alcalde, a Manolo Cobo".

Los afiliados aplaudieron. También se sumó Rato. Ni Aguirre ni su consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, ambos en la mesa presidencial junto a Rato y Gallardón, se sumaron al homenaje.

En los discursos, Rato lanzó una advertencia a algunos miembros del PP: "El partido, para lo que debe servir, es para que los que toman decisiones escuchen a la gente que hace las cosas sin ambición personal".

Aguirre, que se sirvió de un teleprompter para su discurso, alabó la figura del ex presidente del FMI: "Ni en los momentos en los que sus altas responsabilidades le podían haber servido de excusa, ha dejado de remangarse y bajar al ruedo de la acción política como un militante más". Luego, la presidenta arremetió contra la política de Zapatero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de diciembre de 2009